Avanza octubre y se desconoce nuevo precio de la gasolina

La expectativa se mantiene dado que el aumento de los combustibles elevará aún más la hiperinflación por el incremento del transporte público y de carga que traslada bienes de consumo como alimentos y medicinas.

2077
- Publicidad -

Luego de más de dos meses de los anuncios económicos ofrecidos por el presidente Nicolás Maduro, entre los cuales estaba incluido el aumento del precio de la gasolina, su sistema de pago mediante subsidio directo vinculado al carnet de la patria y al registro nacional automotor, y  su costo internacional para quienes no estén registrados con este documento, el país y el mundo se mantienen a la expectativa de la noticia.

A finales de julio, el presidente Nicolás Maduro informó con premura que en aras de acabar con el contrabando del combustible, “debe venderse a precios internacionales”, sin embargo, todavía no han anunciado cuáles serán las tarifas.

El registro, realizado en agosto, fue cuestionado por diversos sectores debido a que la exigencia del carnet para optar al descuento es visto como un medio de manipulación y control político para la población.

- Publicidad -

Razones y realidades 

Analistas petroleros y fuentes del mercado interno han insistido que el objetivo real de esta medida es el racionamiento de la gasolina, dada las fallas de producción y el costo que representa importarla.

La verdadera razón es bajar el peso económico de la gasolina importada cuyo precio internacional está aproximadamente en 100 dólares el barril, pero el precio de venta al público en Venezuela es de 1 y 6 bolívares –del cono anterior– para la gasolina de 91 y 95 octanos, respectivamente.

Petróleos de Venezuela no tiene flujo de caja para importarla por la disminución del ingreso de divisas por exportaciones petroleras, ante la continua caída de la producción de crudo a 1,2 millones de barriles diarios en septiembre, destacó El Nacional.

Fuentes han alertado que el gobierno y la politización de Pdvsa son los causantes de la alta dependencia de la gasolina importada, que debería ser producida en las refinerías nacionales, pero debido a la falta de mantenimiento e inversión operan a menos de 30% de su capacidad de 1,3 millones de barriles al día.

En los dos últimos meses se han agudizado las fallas de suministro de combustible en diversas regiones del país con énfasis en los estados Zulia, Carabobo, Lara, Táchira y Mérida.

Fuentes del sector señalan que Pdvsa provee, de manera irregular, pocos volúmenes de crudo a las refinerías por el desplome de la producción y que, además, las plantas procesadoras están paralizadas o sus operaciones limitadas al punto de proporcionar un poco más de 20% de gasolina al mercado interno.

Sin resultados

La puesta en marcha del plan de prueba para el nuevo sistema de cobro en estados fronterizos y sucesivas prácticas en otras zonas del país bajo la acción de jóvenes adscritos al Plan Chamba Juvenil, ha contado con gran despliegue informativo por parte del sector oficial, pero sin resultados efectivos y sin que se terminen de conocer los nuevos precios del combustible en Venezuela.

Concesionarios de estaciones de servicio de la región capital y del estado Vargas advirtieron que siguen los problemas en el sistema y en los dispositivos de biopago de la gasolina. “Continúan las dificultades de conectividad electrónica con Pdvsa y los bancos, lo que impide la lectura del carnet de la patria, la huella y las tarjetas de débito”, informó a El Nacional el dueño de una bomba.

Otro destacó que la prueba piloto nacional de conexión con Pdvsa, realizada en 1.200 expendios de gasolina del país, fue “un desastre”, pues solo 2 bombas lograron conectarse.

Los concesionarios también indicaron que el suministro de combustible de Pdvsa a las gasolineras continúa de manera irregular e intermitente.

Precios

Tras el incremento de costos de todos los bienes y servicios en el país, uno de los precios que más preocupa es el de la gasolina que ha trascendido será bastante alto. De acuerdo con datos preliminares aportados por la Ecoanalítica, el precio de la gasolina de 91 octanos podría ubicarse en 10 Bs.S por litro, mientras que la de 95 octanos ascenderá a 15 Bs.S el litro.

Sin embargo, más recientemente se supo por fuentes del sector petrolero que el gobierno estudia llevar el precio del litro de gasolina de 95 octanos a 0,90 bolívares soberanos, equivalente a 90.000 bolívares actuales. “Se trata de un fuerte incremento (1.499.900%) si se compara con el precio vigente de 6 bolívares el litro”, se conoció.

Con los nuevos aumentos la gasolina de 91 octanos y el diesel automotor quedarán en 0,70 y 0,50 bolívares soberanos por litro, equivalentes a 70.000 y 50.000 bolívares fuertes. Esto representa incrementos de 6.99.900% y 1.416.566% frente al precio actual de 1 bolívar y 0,58 bolívares el litro, respectivamente.

Igualmente, de acuerdo con información oficial que han recibido las bombas de gasolina, el alza de los combustibles sería trimestral en el lapso de un año y se fijará con la tasa de cambio vigente para cada incremento del Dicom.

De acuerdo a analistas y especialistas económicos, el aumento de los combustibles elevará aún más la hiperinflación por el aumento del transporte público y de los fletes de gandolas y camiones que trasladan bienes de consumo como alimentos y medicinas, entre otros.

Se ha destacado que el costo de producción de la gasolina sufrirá importantes ajustes toda vez que sus componentes no gozarán de la exoneración del ahora 16% de IVA.

Se mantiene la espera por conocer el precio y sus inmediatas consecuencias en la vida de los venezolanos.

- Publicidad -