Falta de transporte público deja a caraqueños dependientes de «colas» para ir a trabajar

2719
- Publicidad -

Los caraqueños han recurrido a la vieja práctica de «pedir cola» ante la poca oferta de unidades de transporte público.

En paradas improvisadas, calles, avenidas y esquinas los pasajeros asumen el riesgo de montarse en vehículos privados, para poder llegar a sus centros de estudio y de trabajo. Esta práctica se observa con más frecuencia en municipios como Baruta y El Hatillo, donde bajar hacia el centro de la ciudad se hace cada vez más complicado por la falta de transporte.

También hay zonas del este donde los vecinos en sus carros particulares ofrecen «la cola», a residentes y reciben en compensación el monto de la tarifa de transporte.

- Publicidad -

«Un vecino nos da la cola desde la urbanización hacia una estación del Metro más cercana y le pagamos un poco menos del monto de la tarifa que cobran los taxis colectivos y eso le sirve para pagar la gasolina o los estacionamientos. Ante la falta de efectivo eso es una opción «, reveló Carlota López, quien reside en El Llanito.

Los conductores de automóviles particulares temen «dar la cola» a las personas que la solicitan por razones principalmente seguridad. «Si se trata de vecinos o personas que conozco en la urbanización o en la zona, puedo hacer excepción porque sabemos que hay crisis del transporte», afirmó Alexander Salazar, un conductor.

Con información de El Universal.

- Publicidad -