En 60% ha bajado demanda en el servicio de taxis

Esta situación se está presentando en la capital y en Los Altos Mirandinos. Según los conductores, en este momento este servicio no es rentable debido a los altos costos de mantenimiento de los carros

2748
Juan Luis Clemente/El Universal
- Publicidad -

En los últimos cinco meses ha disminuido en cerca de 60% la demanda de los servicios de taxis en Caracas y en Los Altos Mirandinos debido a la falta de efectivo de los usuarios y a la reducción del número de carros en las diferentes líneas.

 «En este momento el servicio de taxis no es rentable debido a los altos costos de mantenimiento de los vehículos. Uno debe apartar del diario un millón 500 mil bolívares para el carro y eso en este momento es imposible porque ya la gente no ha agarra taxis», reveló Alexander González, según reseña un trabajo publicado en El Universal.
 Por su parte, Oscar Hernández, quien labora en una cooperativa que opera en San Martín en Caracas, afirmó que de 14 afiliados que tenía ahora solo quedan seis vehículos.
«Muchos taxistas se han ido del país y otros se ponen a vender productos», dijo. Reveló además que cada vez es mucho más costoso los insumos y repuestos. «Un condensador para el aire acondicionado que costaba hace un mes 22 millones de bolívares en este momento se ubica en 100 millones de bolívares».
 En el caso de Los Altos Mirandinos la situación es similar. De 400 taxistas que prestaban servicio en el municipio Los Salias, apenas circulan 40, evidenciando no solo la precaria situación para comprar repuestos, sino la carencia de efectivo y la baja en el poder adquisitivo de los usuarios.
«Muchos enfocan su atención en las unidades de transporte público y pocos hablan de este sector que está igualmente afectado por lo costoso que se ha vuelto mantener rodando un carro», reflexionó Luis Alberto Aquino, quien trabaja en la línea El Coliseo en San Antonio de los Altos.
«Hay que gastar 30 millones de bolívares para hacer un cambio de aceite, lo que ha llevado a muchos compañeros a utilizar aceite quemado a expensas de fundir el motor. Un caucho está por encima de los 80 millones de bolívares y el mal estado de las vías hace que cada vez se seleccionen rutas más cortas para evitar desgastar los carros», afirmó. De 20 chóferes que laboraban en la línea, se mantienen activos cuatro.
«La otra realidad que nos golpea con fuerza es que no hay billetes en la calle y pocos aquí contamos con los teléfonos inteligentes para aceptar transferencias. Ya ha pasado que por confiar en los clientes terminamos trabajando de gratis porque nunca hacen los pagos electrónicos».
En Carrizal el panorama es similar. En la línea ubicada en las inmediaciones del Centro Comercial La Cascada, de una flota de 45 carros se mantienen 8. «Esa cifra seguirá mermando porque llegará el momento en que no se podrá rodar más para no dañar el carro «, expresó Gregorio Landaeta, conductor de la organización.
- Publicidad -