Apagones persisten mientras Maduro celebra su reelección

3090
- Publicidad -

Las interjecciones soeces alusivas a madres volvieron a escucharse anoche entre las tinieblas de la noche caraqueña. Otra falla dejó sin luz a sectores del norte de la capital. Los apagones reiterados, otrora un problema asociado con el interior del país, han alcanzado a la la urbe y se han vuelto un problema común en todo el territorio nacional. Las autoridades no han sido capaces de solucionar la situación. Vivir constantemente entre sombras choca con las promesas de un Nicolás Maduro recientemente electo sobre recuperación económica y la transformación de Venezuela en una potencia.

Los días previos a la elección vieron un repunte en en el número de reportes de apagones. El Observatorio de Gasto Público de Cedice (Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad) registró durante la segunda quincena de abril 48 denuncias de fallas eléctricas recogidas por la prensa nacional y casi 121 mil volcadas en la red social Twitter. Esto representa un incremento de 129% y 27% con respecto a la primera quincena del mes pasado, respectivamente.

En su último informe, el observatorio detalla que en promedio las averías duraron 8,2 horas. «Aunque todos los estados del país sufrieron, al menos, dos apagones durante la segunda quincena, la entidad más afectada fue el estado Zulia, donde se registraron, en promedio, cinco apagones diarios. La prolongación de los mismos variaba entre dos y tres horas, llegando a registrarse en más de una ocasión un apagón por más de 24 horas. Tras la observación de la información recolectada, los usuarios aseguran que más de 80% de sus electrodomésticos presenta fallas o está totalmente averiado como consecuencia de los constantes cortes de electricidad», se lee en el documento.

- Publicidad -

Cedice explica que la planificación de la producción y las operaciones de una empresa se resienten cuando un factor como el deficiente suministro eléctrico entra en la dinámica, puesto que no permite sostener la operatividad ni generar los dividendos necesarios para la sostenibilidad empresarial. «Si a esto se le suma que los presupuestos de reparaciones o repuestos de maquinarias están siendo valorados a la tasa del dólar paralelo, se hace aún más compleja la planificación estratégica de una empresa, pues la hiperinflación descontrola cualquier taxonomía económica», plantea el informe.

El Gobierno se empeña en señalar un supuesto sabotaje como única causa de las fallas sistemáticas en el sistema eléctrico nacional. Sin embargo, ex operadores del sistema y sindicalistas del sector insisten en que el principal problema es la falta de mantenimiento. Mientras, la elite del oficialismo celebra que habrá al menos seis años más de «revolución bolivariana»… Y en todo el país siguen los apagones.

 

- Publicidad -