Apagón de más de 24 horas afectó el este de Vargas

El servicio eléctrico se suspendió el pasado domingo por el colapso de dos torres de alta tensión y no fue sino anoche a las 9:30 de la noche que se restableció.

1213
- Publicidad -

Desde horas de la madrugada del pasado domingo, el este del estado Vargas  y parte de Miranda quedó sin suministro eléctrico, debido al colapso de dos torres de alta tensión, ubicadas en el sector El Tanque de Punta de Mulatos.El servicio se restableció pasada las nueve y media de la noche de ayer lunes, según informó Corpoelec Vargas.

 “Hubo un gran estruendo, el piso empezó a temblar y después vino la candela que nos alumbró a todos”, de esta forma Yelitza Beltrán, habitante describe los cinco minutos más atemorizantes de su vida.

Ella vive junto a su familia en la calle La Torre, en la parte alta de Punta de Mulatos, parroquia La Guaira, donde a las 11:40 pm de este domingo se vinieron abajo las torres 6 y 7 de alta tensión, lo que ocasionó que se desprendiera una de las guayas, según reseña el diario La Verdad.

- Publicidad -

“Pudo haber sido un experto que cortó la guaya, pero también hay que estar conscientes de que desde hace 20 años las torres no reciben mantenimiento. Tengo toda mi vida viviendo aquí y antes venían cada seis meses: se montaban y lavaban los aislantes. Pero de un tiempo para acá hasta se le caen los tornillos y ellos ni pendiente. Además, del óxido que se acumula por el salitre”.

Otro vecino relató que “desde noviembre los aislantes estaban doblados. En ese momento se dijo que habían picado una guaya que había tensado los demás aislantes. Vecinos lo notificaron a Corpoelec Vargas”.

Justamente debido a la fuerza de este potente cable ocho viviendas resultaron afectadas en las paredes y techos. Una de ellas fue la de Gisela Hernández, que a sus 65 años dijo que era primera vez que le tocaba vivir una experiencia de este tipo.

Entre lágrimas contó que perdió su nevera y el televisor por el siniestro eléctrico. “Escuché una fuerte explosión. Agarré la sábana y mi nieto me abrazó. La guaya iba reventando todo el techo de asbesto de la casa, desde la cocina hasta la sala. Esto fue catastrófico, como si hubiera ocurrido un terremoto”.

Tatiana Falcón, vecina: Pedimos a la Gobernación que nos ayude con la reposición de los artefactos eléctricos.

“Se perdieron más de 54 megavatios”

A la zona se apersonó el gobernador Jorge Luis García Carneiro acompañado por el secretario de Gobierno, José Manuel Suárez y el gerente de Corpoelec Vargas, Mario Mora. Más temprano el área fue inspeccionada por el secretario de Seguridad Ciudadana, Andrés Goncalves, para determinar si se había tratado de un hurto de material estratégico.

“Por el corte o el sabotaje provocado se le quitó fuerza a la tensión que ambas torres ejercen sobre unas líneas altamente pesadas y que obliga a las estructuras a ceder. Esto dejó sin servicio a siete subestaciones, lo que implica la pérdida de 54 megavatios que afectó desde Macuto a Chirimena, Miranda, pasando por el eje de Camurí Chico, Caraballeda, Naiguatá, Anare, Los Caracas, Caruao y Chuspa”.

Calificó el grado de afectación como considerable y explicó que Corpoelec está realizando unas maniobras que pueden extenderse dos días o un poco más. “Queremos pedirle a los habitantes de las zonas afectadas tener consideración. Sepan que se está trabajando”.

El mandatario regional precisó que como parte de las labores para la reposición del servicio se estaban abriendo trochas montaña arriba a fin de determinar los daños. “El Gobierno nacional, Corpoelec y la Gobernación estamos haciendo todo el esfuerzo para recuperar los megavatios perdidos”.

Reiteró además su disposición, como gobierno, a reponer los daños causados a los inmuebles. “Pero eso se hará previo a un proceso de evaluación, porque las pérdidas son considerables desde el punto de vista económico. Recuperar estas dos torres de transmisión requiere de una inversión con recursos extrapresupuestarios”.

García Carneiro invitó a los vecinos a resguardarse sobre todo porque él área que rodea las torres afectadas es considerada de alto riesgo.

Restablecido servicio en Caraballeda y Naiguatá

 Gracias a una maniobra, denominada bypass, se logró unir de manera provisional la guaya afectada, lo que permitió restablecer el servicio eléctrico en Caraballeda y Naiguatá a las 9:30 pm de ayer. “Corpoelec siguen trabajando montaña adentro con apoyo de Secretaría de Seguridad para lograr la restitución a primeras horas de la mañana”, agregó el gobernador.

- Publicidad -