Bachaqueros venden medicamentos escasos en Catia

1307
- Publicidad -

Los productos que escasean en los supermercados y en las farmacias los tienen los bachaqueros en Pérez Bonalde, Catia. Los alimentos básicos más difíciles de conseguir como arroz, harina de maíz precocida y leche en polvo se encontraban en pequeñas mesas a la vista de todos. Las medicinas estaban escondidas en el bolso de uno de ellos.

“Buenos días. ¿Sabe dónde puedo conseguir antibióticos?”, le preguntó Andrés Perdomo a un bachaquero, quien le respondió mostrándole los medicamentos que guardaba en su bolso. Tenía antibióticos como cefalexina de 500 mg (24 cápsulas) a 180.000 bolívares, amoxicilina de 500 mg (20 unidades) a 180.000 bolívares y de 250 mg (24 pastillas) a 150.000 bolívares.

Perdomo le preguntó dónde consiguió los fármacos. “Nos los traen de hospitales, clínicas y de laboratorios. Yo le aumento 20.000 o 30.000 bolívares al precio que me lo venden para obtener ganancias”, respondió el bachaquero casi gritando por el escándalo de los otros vendedores informales que ofertaban sus productos para conseguir la mayor cantidad de clientes. “¡Azúcar, azúcar más barato!”, vociferaba uno, mientras que otro gritaba: “¡Llévese su harina pan, harina pan!”.

- Publicidad -

El consumidor le preguntó qué otros medicamentos tenía. El bachaquero disponía de unas de las medicinas más buscadas en todas las farmacias del país: hidroclorotiazida ababor (Losartán) de 50 mg y de 100 mg, para la tensión, a 150.000 bolívares 10 pastillas; y para la tiroides, levotiroxina sódica (Eutirox) de 25 mg y 50 mg a 200.000 bolívares las 25 cápsulas.

Con información de El Nacional.

- Publicidad -