Dos ingresos mínimos legales no compran ni un quinto de la canasta básica de octubre

1459
- Publicidad -

Octubre fue el primer mes en toda la historia en que Venezuela estuvo en hiperinflación, certificada como tal por la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional. Este dato, a primera vista restringido al interés académico entre economistas, se manifestó para la cotidianidad de los ciudadanos en los precios de los productos de primera necesidad. La Canasta Básica Familiar (CBF) ese mes subió a 5.594.119,73, de acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

Ante esta cifra, el ingreso mínimo legal de Bs 456.507 luce insignificante. La canasta contiene todos los productos y servicios fundamentales para una familia promedio de cinco integrantes. Si se asume que solo dos de ellos trabajan y devengan sueldo mínimo con su respectivo bono de alimentación, al final de noviembre el ingreso mínimo de ese hogar será de Bs 913.014. Este monto es apenas 16,32% de la CBF.

Contar con una Tarjeta Hogares de la Patria ayuda poco. Si la familia en cuestión tiene ese subsidio mensual de Bs 190.000, su ingreso se eleva a 1.103.014, solo 19,71% de la canasta.

- Publicidad -

Lo más grave es que no hay indicios de que la inflación pare en noviembre. Eso significa que, para el momento en que sea cobrado completo por primera vez, el ingreso mínimo legal podrá adquirir una porción de la CBF menor a la indicada aquí.

 

- Publicidad -