Perfil: Nuevo presidente del BCV ha hecho carrera entre proclamas marxistas y gestos a «empresarios patriotas»

2415
- Publicidad -

«La inflación tras el aumento del salario mínimo simplemente es un instrumento de guerra para someter a la familia venezolana. Es una de las aristas del ataque a la economía real y particularmente de manera directa al bolsillo del venezolano». La cita corresponde a Ramón Lobo, a quien el presidente Nicolás Maduro y la «asamblea nacional constituyente» designaron presidente del Banco Central de Venezuela este jueves. Emitió dichas declaraciones durante una entrevista a Venezolana de Televisión en enero de 2016, según el portal Poderopedia.

Desviar la culpa por la crisis desde las políticas de fuertes controles estatales y planificación central hacia supuestas maniobras maléficas del sector privado, como hizo Lobo entonces, es propio de quien ha militado en la ultraizquierda desde su juventud. La nueva cabeza del ente emisor nació en La Azulita (Mérida) en 1967 y entre 1986 y 1996 fue integrante del ala juvenil del Partido Comunista de Venezuela. Tiene un título de economista emitido por la Universidad de Los Andes y su defensa de los postulados marxistas en esta ciencia siempre han estado a flor de piel. También, de acuerdo con la página web del PSUV, cuenta con una maestría en Gerencia Empresarial de la Universidad Fermín Toro.

Como muchos otros izquierdistas venezolanos, se vio atraído hacia el final de los años 90 por el Movimiento V República que fundó Hugo Chávez. De la mano de esta organización fue electo en 2000 alcalde del municipio Andrés Bello (cuya capital es su pueblo natal de La Azulita). Ejerció dicho cargo por dos períodos consecutivos hasta 2008.

- Publicidad -

Dos años más tarde, Lobo fue electo diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV en representación de Mérida. En el Parlamento fue miembro de la Comisión de Finanzas, acaso un poco a la sombra de su colega y correligionario Ricardo Sanguino, quien presidió la instancia hasta la victoria opositora en los comicios legislativos de 2015. Irónicamente, ahora Lobo desplaza a Sanguino al frente del BCV.

Repitió su aspiración a una curul en los últimos comicios y para ese entonces la «estima» del partido hacia él fue suficiente como para ponerlo a la cabeza del voto lista en Mérida, posición que hace casi imposible no lograr el escaño (de hecho, también fue el candidato oficialista en el Circuito 2 del estado, y perdió). Lobo siguió en la Comisión de Finanzas, esta vez desde el lado minoritario. Al igual que Sanguino, a lo largo de 2016 fue uno de los oradores recurrentes del bloque chavista durante los debates de asuntos económicos, siempre defendiendo encarnizadamente las políticas del Gobierno nacional. Durante una de esas sesiones, llamó la atención por ser objeto de un comentario del entonces presidente de la cámara, Henry Ramos Allup: «De inteligencia no te vas a morir».

En enero de este año, Maduro renovó parte de su gabinete y designó a Lobo vicepresidente para el Área Económica y ministro de Economía y Finanzas. Es la sexta autoridad máxima del gabinete económico que el jefe de Estado ha nombrado desde 2013. A partir de ese momento, Lobo ha protagonizado varios encuentros con «empresarios patriotas» que, junto con el Gobierno, intentan supuestamente recuperar la maltrecha economía venezolana.

Sin embargo la falta de resultados (o, peor, la abundancia de resultados negativos), está a la vista. La inflación, que Lobo atribuye a la «guerra económica», ha incrementado de forma desbocada y según varios especialistas está a punto de agregarse el temido prefijo «híper». El ministro estuvo presente en el lanzamiento del sistema de Divisas Complementarias (Dicom) en mayo e hizo la explicación de cómo funcionaba. Durante cuatro meses operando, el Dicom no pudo de ninguna manera frenar la demanda de dólares en el mercado negro, debido a una oferta magra. Por el contrario, la divisa innombrable subió, indetenible, ante el bolívar.

Ahora Lobo asume la presidencia del BCV mientras el ente está en proceso de modificar el Dicom para que subaste monedas ajenas al dólar. El banco atraviesa problemas serios en su manejo de divisas debido a las sanciones del Gobierno de Estados Unidos. Además, el Gobierno está a las puertas de un pago de cuantiosos compromisos de deuda externa. ¿Será Lobo el reformista pragmático que, según la mayoría de los especialistas, la economía nacional pide a gritos? A juzgar por su perfil ideológico, cuesta creerlo.

 

- Publicidad -