Macron y Le Pen pasan a segunda vuelta en Francia

1254
- Publicidad -

Partidos del statu quo piden apoyar al candidato centrista

El centrista Emmanuel Macron y la abanderada por el ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, fueron los dos candidatos más votados en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Francia, y pasarán a la segunda vuelta que se llevará a cabo en dos semanas.

Macron, exministro de Economía del gobierno actual y considerado como un pragmático alejado de las ideologías, logró 23,8% de los votos, según resultados preliminares. Mientras, Le Pen obtuvo 21,7%.

- Publicidad -

Las grandes derrotadas fueron las organizaciones políticas que han dominado la política francesa desde la década de 1950. François Fillon, exprimer ministro y candidato por Los Republicanos (centro-derecha conservadora) consiguió 19,8%. Durante la campaña se vio afectado por un escándalo de corrupción, luego de que se conociera que en cargos públicos anteriores dio dinero a su esposa por trabajos inexistentes.

Benoît Hamon, abanderado del oficialista Partido Socialista, solo habría obtenido 6,2% de los votos. La muy mala imagen del gobierno de François Hollande, así como una ácida campaña por la nominación del partido, lo desgastaron.

Un candidato que subió de forma sorpresiva en las encuestas, Jean-Luc Mélenchon, logró 19,2% del sufragio. Mélenchon encabeza el movimiento de izquierda radical Francia Insumisa y ha apoyado abiertamente el chavismo en Venezuela.

Lo que sigue

Tanto Los Republicanos como el Partido Socialista pidieron votar por Macron en la segunda ronda. Si sus seguidores cumplen la petición, el apoyo acumulado debería hacerle fácil a Macron vencer a Le Pen. Sin embargo, fenómenos como la salida del Reino Unido de la Unión Europea y el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos han demostrado que siempre puede haber sorpresas.

El verdadero reto de Macron pudiera ser que su partido consiga suficientes escaños en las elecciones parlamentarias que habrá dentro de mes y medio. Si no lo logra, el sistema semipresidencial francés podría ponerle a lo sumo difícil aprobar sus reformas. El apoyo coyuntural de otros partidos para la segunda vuelta no implica que en el Legislativo lo seguirán en sus planes. Por otro lado, el hecho de que ningún candidato haya conseguido siquiera 25% del voto habla elocuentemente de una sociedad profundamente dividida.

¿Pasó el susto?

Marine Le Pen era quien encabezaba la mayoría de los estudios de intención de voto, un poco por encima de Macron. El éxito del segundo, así como el apoyo de los demás partidos, podría dar tranquilidad a los principales mercados del mundo, y sobre todo  a los europeos, a los que les inquieta profundamente un posible triunfo de Le Pen.

Con un discurso ultranacionalista y xenofóbico, la candidata del Frente Nacional se ha comprometido a sacar a su país de la Unión Europea.  Si esto ocurriera, luego de que el Reino Unido comenzara el proceso para hacer lo mismo, las consecuencias para la zona euro podrían ser devastadoras. Francia es la segunda mayor economía del bloque europeo.

Le Pen ha sabido aprovechar el sentimiento de horror producido por la oleada de ataques terroristas que ha sacudido el país en los últimos años. Esta semana hubo un atentado en París que acabó con la vida de un policía y que el Estado Islámico se atribuyó .Entre otras cosas Le Pen propone acciones extremas contra la inmigración, sobre todo de ciudadanos de países con mayoría musulmana.

Sin embargo, la primera vuelta revela que el impacto de la furia contra los inmigrantes influyó menos de lo que muchos esperaban en la decisión del público.

- Publicidad -