¿Antiimperialistas? Venezuela compra cada vez más gasolina a Estados Unidos

1111
- Publicidad -

El «imperio» redujo sus importaciones petroleras 26,4% en diez años

En 1971, el periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano se preguntaba qué sería del «imperio» (Estados Unidos) sin el petróleo de América Latina. La cita es de Las venas abiertas de América Latina, uno de los libros de cabecera del chavismo.

Sin embargo, 46 años después, el interrogante es a la inversa. La primera economía del mundo ya exporta mucho más derivados del oro negro de los que compra al sur de la frontera, reseña El País de España. El cambio se produjo en octubre de 2016, cuando el país norteamericano registró un superávit comercial de más de 80.000 barriles diarios de hidrocarburos, que llegó a ampliarse en diciembre a más de 335.000 barriles, según las cifras de la Oficina de Información de Energía estadounidense (EIA).

- Publicidad -

El viraje no es casual. Durante la última década, la economía de EE.UU. se ha atiborrado de petróleo debido a la fractura hidráulica (fracking), que le ha permitido incrementar la producción de crudo 71,2% y reducir las importaciones 26,4%, según la EIA.

Así, además, los estadounidenses han podido aprovechar la sed de combustibles latinoamericana, que ha ido en aumento, tanto por las necesidades de su parque automovilístico como de las centrales eléctricas. Unas exigencias que los países de la zona han sido incapaces de saciar, puesto que sus refinerías se han quedado obsoletas por falta de inversión.

Venezuela, bajo la dirección de un Gobierno cuyos voceros se llenan la boca a diario proclamando que gracias a ellos el país es más independiente y soberano que nunca, es uno de los compradores de la gasolina hecha en el «imperio» del que tanto denostan. El país produce menos de un tercio de petróleo de lo que hacía en 1999. A la espera de que los precios repunten, y a la par las inversiones en las refinerías, Venezuela ha tenido que abastecerse de combustibles en el exterior. Las importaciones de gasolina procedentes de EE.UU. se han multiplicado por cuatro entre 2014 y 2016, según la EIA. Venezuela es ya el segundo mayor comprador de gasolina a los norteamericanos, tan solo detrás de México.

Lea la nota completa aquí.

- Publicidad -