¿Qué repercusiones internacionales puede tener el «Madurazo» del TSJ?

997
- Publicidad -

Internacionalista De Michele ve poco probable reacción contundente de organismos como ONU y OEA en el corto plazo

«En Venezuela se ha dado el ‘Fujimorazo’ del siglo XXI», afirmó la internacionalista Giovanna De Michele mediante su cuenta de Twitter. Se refiere a la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que transfirió a la Sala Constitucional todas las funciones de la Asamblea Nacional mientras dure el supuesto «desacato» esgrimido por el chavismo.

En entrevista telefónica para Descifrado, la especialista en relaciones internacionales manifestó su opinión sobre cuáles podrían ser las implicaciones de esta medida del Poder Judicial más allá de las fronteras de Venezuela.

- Publicidad -

La OEA esta semana abordó la crisis venezolana y la mayoría de los miembros reconoció que situación se ha complicado. ¿Pudiera haber ahora una reacción más contundente?

Una reacción de la OEA como organismo colegiado es un poco difícil y no la veo en el corto plazo. Sí pudiera haber pronunciamientos de algunos países (nota del autor: Argentina, por ejemplo, ya manifestó su «suma preocupación»). Porque queda más en evidencia la falta de independencia de poderes sobre la que ya se venía alertando.

¿Y qué puede esperarse de organismos más amplios, como la ONU?

Eso es aún más difícil. Los procesos dentro de las Naciones Unidos son muy largos y complejos. De nuevo, podrían verse pronunciamientos de países individuales. También de la Unión Europea, que como bloque tiene procedimientos mucho más expeditos para este tipo de situaciones.

¿No le parece que, justo después de la sesión de la OEA, esta sentencia del TSJ y la consideración de sacar a Venezuela del organismo, es un mensaje de «seguiremos haciendo lo que nos dé la gana» a la comunidad internacional?

Sí, por supuesto. Venezuela termina de configurarse como un Estado forajido. Los Estados forajidos son aquellos que desconocen los compromisos del Derecho Internacional y se niegan a cumplir con acuerdos y resoluciones suscritos.

¿Qué puede hacer la oposición interna para aumentar la presión internacional al Gobierno?

Muy poco más allá de lo que ya se está haciendo. Pero eso no significa que se daba bajar la guardia. Hay que mantener la denuncia en los organismos internacionales. El mundo ya no es como antes y aunque los demás países están al tanto de la situación de Venezuela, se debe cumplir con la formalidad. Otra cosa que puede hacerse es formular denuncias puntuales contra funcionarios ante entes como la Corte Penal Internacional, pero esa no sería una respuesta a la presente situación (la sentencia del TSJ).

Usted habla de una réplica de lo que pasó en Perú en 1992, pero entonces Fujimori contaba con el apoyo de la mayoría de los ciudadanos, lo que no pasa aquí. ¿Es viable esa réplica en el largo plazo?

Cuando hablo de un Fujimorazo me refiero a la conculcación de los poderes legislativos, no al entorno que la rodea. Creo que este es un elemento que enrarece más el ambiente político en Venezuela y no es sostenible en el largo plazo. Sin embargo, eso no va a provocar medidas de la comunidad internacional que hagan cambiar de opinión al Gobierno. La comunidad internacional puede contribuir, pero por sí sola no puede hacerlo.

- Publicidad -