Consecomercio teme que fiscalizaciones provoque cierre de muchas panaderías

1698
- Publicidad -

La presidenta de Consecomercio, Cipriana Ramos, aseguró que el proceso de fiscalización que comenzarán a realizar las autoridades en las panaderías de Caracas puede desencadenar el cierre de muchos de estos locales, con lo cual se reduciría aun más las posibilidades del consumidor de conseguir el vital alimento.

Tras rechazar que la ausencia de pan obedezca a una guerra económica emprendida por los propietarios, Ramos aseguró que la escasez de pan se debe a la carencia de materia prima, un hecho que se ha agravado tras prohibirse al sector privado realizar la importación trigo.

“Es posible que muchas panadería sean tomadas temporalmente por el gobierno y entonces va a suceder lo mismo que con otras empresas que no producen nada después de que el gobierno las intervino”, dijo la dirigente gremial, quien recordó que la escasez de harina de maíz y arroz ha provocado el aumento de la demanda de pan.

- Publicidad -

Le interesa:  Gobierno amenaza con “tomar” las panaderías que no garanticen 90 % del trigo para el pan canilla

Ramos se preguntó dónde están las Panaderías Venezuela y Arepas Venezuela, dos cadenas creadas por el gobierno hoy prácticamente desaparecidas por malos manejos y falta de materia prima al igual que los locales privados.

Al recordar que el país requiere aumentar las importaciones de trigo para mejorar la distribución de harina, la presidenta de Consecomercio señaló que de acuerdo con los propios trabajadores de los molinos la escasez de trigo es tal que los molinos que surten a Caracas y los estados Miranda y Vargas paralizaron actividades por falta de su principal insumo.

Según el presidente de la Federación de Trabajadores de Trabajadores de la Harina, Fetraharina, Juan Crespo, los tres molinos que surten a la zona capital se paralizaron por falta de trigo.

Le interesa:  Se agudiza crisis de la harina tras paralización de molinos por falta de trigo

De acuerdo con los gremios del sector, para normalizar la distribución de harina es precios que los molinos cuenten con unas 30.000 toneladas de trigo en proceso, otras 30.000 en almacén, una cifra igual en puerto y otro tanto en ruta hacia el país. Es decir, se requieren unas 120.000 toneladas.

Sin embargo, se estima que en lo que va de año apenas han arribado al país unas 30.000 toneladas de trigo, una cuarta parte de los requerimientos del sector.

Por otra parte, Cipriana Ramos dijo que obligar a los panaderos a destinar 90% de la harina para la producción de pan se rompe con el subsidio cruzado que ha permitido sobrevivir a muchos locales.

“Lo que se pierde por cada canilla que se vende es recuperado con la venta de pan dulce y pastelería. Si se les quita esa posibilidad muchos locales no podrán sostenerse solo vendiendo pan salado”, dijo.

¿Quiere el Gobierno tomar el control de las panaderías? Esto dice el alcalde Francisco Garcés

- Publicidad -