Rusia dice a EEUU: Basta de desconfianzas, vamos a reanudar nuestros lazos

La visita de Pompeo representa el primer contacto de alto nivel entre Moscú y Washington desde que el fiscal especial de Estados Unidos Robert Mueller presentó un informe que analiza la naturaleza del rol de Rusia en los comicios presidenciales de Estados Unidos en 2016

0
263
Russian Foreign Minister Sergey Lavrov welcomes U.S. Secretary of State Mike Pompeo for the talks in the Black Sea resort city of Sochi, Russia, May 14, 2019. Pavel Golovkin/Pool via REUTERS
- Publicidad -

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo el martes al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, que es hora de que Moscú y Washington dejen de lado años de desconfianzas y encuentren la forma de trabajar juntos de manera constructiva.

Pompeo se encuentra en la localidad rusa de Sochi, en el Mar Negro, para sostener conversaciones con su homólogo ruso. Más tarde el martes también se reunirá con el presidente ruso, Vladimir Putin.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, aseguró este martes tras reunirse con su colega ruso, Serguéi Lavrov, que ya ha llegado la hora de que Nicolás Maduro abandone el poder.

- Publicidad -

“Estados Unidos y más de 50 países consideran que ha llegado la hora de que Maduro deje el poder”, dijo Pompeo en una rueda de prensa conjunta con Lavrov en el balneario de Sochi, en el mar Negro.

Pompeo, cuyo país respalda a Juan Guaidó, quien ha sido reconocido como presidente del país por más de 50 naciones, cree que Maduro debe renunciar para que “termine el sufrimiento del pueblo venezolano”.

Además, aseguró que Washington se opone terminantemente a que cualquier país se inmiscuya en los asuntos de Venezuela.

“Esperamos que el apoyo ruso a Maduro se termine”, comentó, al tiempo que mencionó los grandes intereses económicos y energéticos rusos en Venezuela.

Aseguró que la postura estadounidense es que sean los venezolanos los que elijan a sus dirigentes, aunque subrayó que el país latinoamericano debe ser una democracia.

Por su parte, Lavrov replicó que “no se puede instaurar una democracia por la fuerza”.

El ministro ruso acusó a EEUU y a Guaidó de recurrir continuamente a las amenazas de una posible intervención militar, lo que, en su opinión, “no tiene nada que ver con la democracia”.

Los lazos entre ambos países se han visto afectados por denuncias -negadas por Moscú- que apuntan a que Rusia intentó influir en los resultados de la elección presidencial de Estados Unidos en 2016 y por diferencias en la forma de abordar los conflictos en Venezuela, Irán, Siria y Ucrania.

“Vemos que hay sospechas y prejuicios”, dijo Lavrov a Pompeo al inicio de su reunión. “Esto dificulta tanto su seguridad como nuestra seguridad y causa preocupación en todo el mundo. Creemos que es hora de construir una nueva y más constructiva matriz para nuestras relaciones”.

Leer también: Industria de la harina opera al 50% en el país

La visita de Pompeo representa el primer contacto de alto nivel entre Moscú y Washington desde que el fiscal especial de Estados Unidos Robert Mueller presentó un informe que analiza la naturaleza del rol de Rusia en los comicios presidenciales de Estados Unidos en 2016.

“Estoy aquí hoy porque el presidente Trump está comprometido a mejorar esta relación. Tenemos diferencias y cada país protegerá sus propios intereses, velará por los propios intereses de su gente (…) Pero no estamos destinado a ser adversarios en todos los temas y espero que podamos encontrar áreas donde tengamos un conjunto de intereses superpuestos”, aseguró Pompeo.

El máximo diplomático estadounidense aseguró que el contraterrorismo y el combate a la proliferación nuclear son dos áreas donde Moscú y Washington podrían encontrar terrenos comunes.

Tomado de La Patilla

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

 

- Publicidad -