Fedecámaras: El Zulia continúa en emergencia

Durante el mes de abril el sector agropecuario de la subregión Perijá, ha sido fuertemente golpeado por los cortes eléctricos y la escasez de combustible.

0
1086
- Publicidad -

El 75% del sector productivo está parado y el resto aguantando para no cerrar reitera el informe de Fedecámaras Maracibo, en torno la situacion de las empresas tras la crisis electrica.

Abril fue un mes difícil donde el sector productivo regional y la población en general continuó sufriendo los embates del racionamiento eléctrico, la falta de agua y servicios públicos en general agravado por la falta de soluciones a corto plazo para todos los problemas que agobian al Zulia.

Conseguir una planta eléctrica o lograr comprar un camión de agua está fuera de alcance para el presupuesto de nuestra gente, muchos tampoco tienen la opción de un buen descanso ante el inclemente calor, es un desafío comunicarse y para algunos hasta simplemente alimentarse.

- Publicidad -

No exageramos cuando en nuestra última rueda de prensa nos declaramos en emergencia porque el 75% del sector productivo está parado y el resto aguantando para no cerrar.

SECTOR COMERCIAL

El mes de abril fue testigo de una crisis del sector agravada, como consecuencia de la crisis nacional del sistema Eléctrico, el cual se vio maximizada en la región zuliana, por ser este la cola del sistema. Las fallas nacionales del servicio eléctrico ocasionaron un duro descenso en las ventas, comprometiendo y arriesgando los inventarios, principalmente aquellos conformados por productos perecederos, mue dada su condición, debieron ser comercializados al costo o rematados por debajo del mismo, para evitar así su pérdida total o lograr una mínima recuperación del capital invertido en ellas. La pregunta que se hace el sector comercial, aún golpeado por las fallas del suministro eléctrico es ¿Valdrá la pena seguir operando en este contexto? Lamentablemente muchos llegaron a la conclusión de que no, cesando sus operaciones de forma indefinida (muchos de ellos dedicados al expendio de productos refrigerados de alto riesgo de descomposición), mientras tanto los que decidieron mantenerse abiertos disminuyeron la capacidad operativa, por lo que el mes de abril mostró un comportamiento a la alza en los despidos de personal, consecuencia directa de la indisponibilidad de condiciones mínimas para operar (servicios públicos, telecomunicaciones, transporte, con el consecuente desplome de las ventas, ya duramente afectadas por la hiperinflación.

SECTOR INDUSTRIAL

A 56 días del primer apagón nacional que generó una ola de saqueos, aún existen empresas que continúan cerradas, redimensionando sus operaciones, para lograr reabrir los negocios, y otras que, simplemente no podrán por los momentos arrancar de nuevo.

Con respecto al Servicio Eléctrico, el mes de abril para el sector, fue crítico para la operación de la totalidad de las empresas. A pesar, de las gestiones con CORPOELEC, a través de la Cámara Empresarial de la Zona Industrial de Maracaibo (CEZIMAR), ha sido imposible lograr un cronograma de racionamiento que favorezca al sector productivo. Es necesario para fomentar la productividad en las organizaciones un servicio, estable, duradero y programado; que permita el desarrollo de al menos una jornada laboral completa.  Para el caso, de las organizaciones que poseen generación propia, comienzan a crearse restricciones en el acceso al combustible con el correspondiente incremento en los costos de mantenimiento, producto de las largas jornadas de trabajo de los equipos de generación, los cuales no están preparados para funcionamiento tan intensivo, otras empresas del sector, intentan adquirir en lo posible, alguna capacidad operativa comprando generadores como medida de contingencia.

SECTOR CONSTRUCCIÓN

El sector construcción no ha tenido un comportamiento diferente a los meses anteriores, solo que la situación referida a la paralización del mismo, para el mes de abril fue de 96%, valor que supera a los meses anteriores. Las obras públicas de emergencia para solventar la crisis eléctrica avanzan lentamente, la termoeléctrica I, II, III y IV son intervenidas. También se conoció que en la planta potabilizadora Planta C, se inician los trabajos de modernización con una empresa extranjera, pero con poco personal.

El sector informó que la mayoría de las obras privadas están paralizadas, la construcción de algunos centros comerciales que iniciaron años atrás continúan, pero con poco personal. A pesar del leve repunte de marzo, los precios de las ventas de inmuebles continua en descenso, y en ocasiones, las pocas transacciones que se realizan, son con precios por debajo del costo de fabricación.

SECTOR GANADERO

Durante el mes de abril el sector agropecuario de la subregión Perijá, ha sido fuertemente golpeado por los cortes eléctricos y la escasez de combustible. Representantes del sector agropecuario informaron que la producción está casi paralizada debido a que además de las fallas eléctricas que impiden enfriar la leche y los productos cárnicos la escasez de combustible está causando la inmovilización de los camiones que transportan la leche y los animales vivos a las plantas procesadoras, asimismo las maquinarias para los trabajos ordinarios de las fincas están paralizadas, situación que está ocasionando un desabastecimiento de los productos generados en el mercado.

SECTOR HOTELERO

Representantes de la Cámara Hotelera del estado Zulia, informaron que, de 27 hoteles afiliados a la Cámara, dos se vieron duramente afectados por las actuales condiciones que afronta el sector. El primer caso, está referido al Hotel Brisas del Norte, mismo que fue saqueado y desvalijado, el pasado 7 de marzo de 2019 durante el primer gran apagón eléctrico nacional. El segundo caso, está referido al Hotel Victoria, el cual fue objeto de una medida de expropiación por parte de la alcaldía de Maracaibo.

Representantes del sector manifestaron la grave situación que presentan por las largas horas de racionamientos que hay en el estado Zulia. Solo 15 hoteles tienen plantas eléctricas, pero no consiguen combustible porque hay una excesiva demanda y a finales de abril el litro costaba Bs. 350, adicional al hecho de que el valor asociado a su mantenimiento incrementa los costos operativos de las empresas del sector.

 

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

 

- Publicidad -