La Plataforma Unitaria Democrática calificó de «pírrico» el aumento salarial

0
38
Cortesía

La principal coalición opositora del país, la Plataforma Unitaria Democrática (PUD), ha considerado el reciente anuncio del presidente Nicolás Maduro sobre un incremento en los ingresos como «pírrico» y una «burla».

Este aumento, conformado por dos bonos que no generan pasivos laborales, no ha satisfecho las demandas de la población, especialmente cuando el salario mínimo se mantiene en 130 bolívares (alrededor de 3,5 dólares) al mes.

A través de una declaración emitida por X, la alianza expresó su «compromiso indeclinable» con la lucha por un salario justo y con el objetivo de dejar atrás la política empobrecedora de Nicolás Maduro. Según la coalición, este miércoles quedó en evidencia la falta de voluntad política para abordar la precaria situación económica del país, con un aumento considerado «pírrico» que solo constituye una nueva burla al bolsillo de los trabajadores.

El anuncio del presidente Maduro incluyó un aumento del 30% en el «ingreso mínimo integral indexado» (IMII), elevándolo a 130 dólares, pagados en bolívares a la tasa oficial vigente en la fecha de pago.

Aumento en bonos

Otras noticias: María Corina Machado: «Las elecciones del 28 de julio marcarán el fin del socialismo en Venezuela»

Aunque no se proporcionaron detalles específicos sobre esta medida, el exministro de Trabajo y diputado chavista Francisco Torrealba explicó a través de X que el llamado «Bono de Guerra Económica» se incrementó de 60 a 90 dólares, mientras que el bono de alimentación se mantuvo en 40 dólares, alcanzando así un total de 130 dólares.

La Plataforma Unitaria Democrática instó a los trabajadores a organizarse para hacer oír sus voces en las elecciones presidenciales del próximo 28 de julio, considerando este evento como una oportunidad para materializar el cambio político tan anhelado por la mayoría del pueblo venezolano y dar paso a la recuperación económica y salarial del país.

El candidato opositor Luis Eduardo Martínez rechazó el aumento anunciado, calificándolo de «insignificante», ya que se conforma por dos bonos que no contribuyen a la estabilidad laboral. Martínez señaló que este incremento mantiene al salario mínimo venezolano como el más bajo del mundo y condena a los trabajadores a seguir viviendo en condiciones precarias

«El aumento del ingreso anunciado recientemente es absolutamente insignificante, mantiene el salario mínimo venezolano como el más bajo del mundo y condena a nuestros trabajadores y trabajadoras a continuar pasando necesidades. Que este sea el último primero de mayo en el cual los venezolanos reciban salarios de hambre», expresó Martínez a través de X.

Durante el día miércoles, cientos de trabajadores se movilizaron en Caracas y otras regiones del país para exigir, entre otras demandas, un salario mínimo que permita cubrir el costo de la canasta básica de alimentos, estimada en más de 550 dólares al mes para una familia de cinco personas según estimaciones independientes.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) reportó un total de 36 protestas en 22 de los 23 estados del país durante la jornada, siendo la demanda principal un aumento salarial y no simplemente de bonos.

Tanto trabajadores públicos como dirigentes opositores rechazaron los anuncios del presidente Maduro, señalando que desde marzo de 2022 el salario mínimo y la pensión se han mantenido en 130 bolívares al mes, lo que representa una reducción del 88% en su equivalente en dólares, utilizado como referencia para fijar precios en Venezuela.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado