Vecinos protestaron contra invasión de colectivos armados a parque y estacionamiento en Valle Abajo

0
467

Habitantes de distintas zonas de la parroquia San Pedro se acercaron al sector Valle Abajo para protestar la invasión por parte de colectivos denominados el Kilombo, del Parque Municipal El Bolsillo y estacionamientos de las Residencias El Samán. Relatan los afectados que los invasores tomaron a la fuerza los terrenos destruyendo árboles y juegos infantiles, con la excusa de instalar sembradíos urbanos, lo cual significa un delito medioambiental. Los manifestantes alertaron cómo los tomistas afirman tener apoyo de alto jerarcas del régimen de Maduro, como Nahúm Fernández y Rigel Sergent.

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente Norte de Caracas, relató que integrantes del colectivo El Kilombo forzaron las rejas del edificio El Samán para ingresar al Parque Municipal, asimismo amenazan con tomar terrenos correspondientes al estacionamiento de dicha residencia. “Además de una franca violación a la propiedad privada estamos en presencia de un grave delito ambiental, donde la propia Dirección de Control Urbano de Libertador los desalojó pero funcionarios de la Alcaldía de Caracas contradijeron la decisión y  apoyaron reingreso de los tomistas”, dijo.

Rojas explicó que los colectivos dicen sin pudor alguno contar con apoyo de alto jerarcas del régimen madurista como el diputado Rigel Sergent y el jefe de Gobierno Nahúm Fernández, no siendo este un caso aislado, evidenciándose al ver cómo en otras zonas de Libertador los vecinos denuncian el apoyo de estos funcionarios a invasiones de propiedades. “El motivo para invadir no es falta de vivienda y mucho menos sembrar, la realidad es netamente un fin capitalista donde los colectivos ven esto como su motor económico. De consolidarse esto, veremos el parque destruido y con ranchos improvisados los cuales alquilarán en dólares y el estacionamiento convertido en locales comerciales usufructuados por los tomistas, como ya lo hemos denunciado en otros casos similares”.

es como los CICPC que invadieron recientemente un apartamento en La Candelaria, o colectivos de unas “Asambleas Viviendo Venezolano” los cuales han tomado varios terrenos, como por ejemplo uno ubicado en la parte alta de San Bernardino, propiedad de la Federación de Enfermeros. “Exigimos a la alcaldesa Carmen Meléndez, no ser cómplice de las invasiones y ordenar el desalojo de estos colectivos quienes son un foco de violencia e inseguridad para la comunidad, y al Ministerio Público, no hacerse de oídos sordos ante estas oleadas de tomas ilegales, recordando que invadir es delito y tiene pena de hasta 10 años de prisión. Pero hoy existe total impunidad”, declaró.

Los afectados alzan su voz

Francys Landaeta, representante de la Junta de Condominio de las Residencias El Samán, denunció la invasión de un grupo de personas a los accesos primado del su edificio por parte de colectivos identificados con el régimen de Maduro y apoyados por algunos funcionarios públicos de la Alcaldía de Caracas y la Asamblea Nacional. “aquí estuvo el diputado Rigel Sergent, apoyando a Ángela González (líder del Colectivo del Kilombo) a abrir un acceso al parque El Bolsillo “Alicia Pietri de Caldera”, a través del nuestro edificio, hicimos una asamblea con un grupo de propietarios quienes estamos en desacuerdo con esa medida, pero igualmente en la noche los invasores crearon el acceso a través de nuestro estacionamiento”, indicó.

La institucionalidad y la anarquía enfrentadas

Landaeta mencionó además que los invasores dicen tener permiso del jefe de gobierno del Distrito Capital Naum Fernández, “pero ese señor no ha pasado por aquí”, comentó la vecina, y acotó que, en contraste, “el representante del Naúm es más sensato que él, porque no pasó de la puerta porque dijo que esto era una propiedad privada y que por ahí no tenía que pasar al parque, que tiene su acceso independiente y que una filtración que la señora generó con un robo de agua pasándolo por la pared de nuestro estacionamiento, produjo un deslave que está afectando tanto a este conjunto como al edificio de al lado”, señaló.

La representante del Edificio El Samán ningún organismo estatal se ha abocado a reacondicionar el acceso real del Parque. “Ahí no se ha hecho cargo ni la alcaldía, ni el señor Naúm, ni nadie ha venido a hacer la reparación de ese paso, para ellos fue más fácil invadir nuestros espacios y construir un puente de un metal carísimo, con el que pudieron fácilmente reacondicionar la entrada que dañaron, pero su intención es la de apoderarse de los espacios de nuestro estacionamiento y tomarse el parque infantil de la comunidad”, denunció.

Foco de Violencia

Sumado a toda esta situación está el tema de la violencia que se ha presentado aquí, comenta Landaeta. Ana González metió a vivir allí en el parque a su hija y ella ha generado escándalos tras escándalos que se producían con los problemas con su esposo, donde siempre terminaba viniendo la fuerza pública a controlar el escándalo”, narró, “incluso hubo un pleito a machetazos a finales del año pasado dentro de las instalaciones del parque, además de la contaminación sónica porque ellos no se miden, desde las 7 de la mañana comienzan a poner música a todo volumen si tienen alguna actividad y a vociferar con un megáfono, atormentándonos todo el día”, agregó.

Landaeta indicó que han denunciado en varias ocasiones la situación a la alcaldía, e incluso, “el ente ha enviado comisiones para solventar la problemática pero luego envían otro grupo a deshacer lo que se ha logrado con tanto esfuerzo. Con todo esto hemos visto una gran división dentro de la Alcaldía, unos se dedican a hacer las cosas bien, ajustados al derecho y los otros vienen y la tumban”, afirmó.

Por su parte Luigi Lambiase, copropietario de El Samán, también se hizo presente durante la protesta como afectado directo de la amenaza de invasión a los estacionamientos del conjunto residencial ya que su puesto asignado se encuentra entre los que pretenden apropiarse los invasores. “Luego de que yo gasté toda esta plata para resguardar mi puesto que está en el espacio abierto del estacionamiento, me lo quieren quitar estos señores que invadieron el parque infantil, que no sé de dónde salieron, apoyados por alguien de la alcaldía. Se roban la luz y se roban el agua abusivamente. Ellos dicen que el presidente Maduro les dijo que podían invadir, al presidente Maduro yo lo conozco personalmente porque él venía por aquí de joven”, comentó.

A la protesta también se sumaron vecinos de residencias aledañas, entre ellas estuvo Surema Alejandra Gómez Padilla, a quien no la detuvo su movilidad limitada para elevar su apoyo a los vecinos de El Samán que padecen el flagelo de la invasión y a hacer un reconocimiento a los funcionarios de Control Urbano que actuaron apegados a la ley en defensa de los derechos de los denunciantes, además hizo un llamado a la alcaldesa Carmen Meléndez para que desaloje a las personas que pretenden apoderarse de un bien de la comunidad de Valle Abajo. “es lo más humano que yo le piso a la alcaldesa”, enfatizó.

Nota de prensa

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado