La crisis y la falta de políticas públicas detonan la indigencia en el país

0
166
EFE

Alfredo Díaz tiene diez años viviendo en la calle. Cuando cae la noche duerme en las inmediaciones del terminal de pasajeros de Barquisimeto. Está agobiado por el largo recorrido que hace a diario para encontrar «chatarra» que luego vende por algunos bolívares y así «comer lo que se pueda».

La Prensa de Lara

Alfredo está esperando por alguna alma generosa que le regale nuevos pantalones y un corte de cabello, esta petición la hizo entre sollozos.

«No es fácil para mí, pero me refugio en la ayuda que nos brinda Paquita (trabajadora social y fundadora de la Ciudad de los Muchachos); acá vengo a comer todos los mediodías y con la venta de chatarra hago lo que puedo para seguir», expresó.

La historia de este hombre, de 52 años, es la de cientos que viven en estado de indigencia en la ciudad. ¿Pero a qué se debe la presencia de personas indigentes en las calles de Barquisimeto y de otras ciudades venezolanas? Se debe a la falta de políticas públicas de atención, expresó Yonaide Sánchez, socióloga e integrante de la ONG Transparencia Venezuela.

La especialista explicó que la indigencia es la expresión más crítica de la pobreza en una sociedad. Se refirió a la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), en la que se indica que la pobreza extrema en Venezuela bajó de 68% en el año 2021 a 53,3% en el año 2022, pero no hay cifras de 2023.

Sánchez detalló varios grados de pobreza: general, crítica, extrema y hasta de «nuevos pobres» que en este último caso agrupa a la clase media del país, a profesionales que han perdido sus capacidades de ingresos ante la crisis económica y social que los empobrece paulatinamente.

Señala que hay sociedades donde las políticas de superación de la pobreza son coyunturales, es decir, atienden las necesidades inmediatas de las personas en estado de indefensión; y otras que aplican medidas estructurales, dirigidas a estudiar las causas que originan la pobreza y ese sería el camino correcto.

Viejos solos

Sánchez también aseguró que debido a la migración de siete millones de venezolanos, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para octubre de 2022, un número importante de personas de la tercera edad quedaron viviendo solas y, actualmente, permanecen en estado de indigencia.

Explica que con pensiones de siete dólares al mes «lo cual es un insulto», no tienen ni para comprar sus medicamentos. Es una triste realidad que se observa en las calles, abuelos hasta de 80 años pidiendo para comer o vendiendo algún dulce para comer.

De hecho, ya desde el año 2020 se venía notando con mayor gravedad el hecho de que los venezolanos de la tercera edad estaban desamparados en el país; la Asociación Civil Convite con atención en derechos humanos presentó los resultados del Proyecto Monitoreo del Acceso a la Salud en Venezuela y el Envejecimiento Poblacional en Venezuela, y arrojó que para el período 2020-2021 el 86% de los adultos mayores en Venezuela estaba en situación de pobreza.

Jesús Suárez es un vivo ejemplo: está en edad avanzada y aunque una hermana le presta un cuarto para dormir en las noches, no se encarga de su alimentación ni de sus cuidados, vive prácticamente en las calles.

El estado de salud de Jesús es estable, pero se le dificulta caminar un poco y, a pesar de su ancianidad todos los días camina largos trayectos hasta llegar a donde Paquita a almorzar.

Yo estoy bien, dice con una sonrisa, pero sus ojos entristecidos hablan de la carencia de afectos y cuidados. Él sigue con su vida haciendo el bien a su paso, pese a las precariedades.

Lea la nota completa en La Prensa de Lara

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado