Reuters: Oposición venezolana trabaja para que acreedores no intenten incautar recursos destinados al fondo humanitario

0
202

Los partidos de oposición venezolanos buscan proteger miles de millones de dólares en fondos humanitarios administrados por la ONU de los acreedores extranjeros manteniendo confidenciales los detalles de su liberación, según cinco personas con conocimiento de los esfuerzos.

Reuters 

Delegaciones del régimen de Nicolás Maduro y la oposición regresaron a la mesa de negociaciones en México a fines de noviembre, luego de un año de pausa, y firmaron un acuerdo destinado a liberar gradualmente fondos congelados por un valor estimado de $ 3 mil millones.

Pero a los líderes de la oposición les preocupa que los acreedores de la nación de la OPEP puedan emprender acciones legales para incautar parte de los fondos para cobrar las deudas impagas, dijeron a Reuters fuentes cercanas al asunto, que pidieron permanecer en el anonimato.El Ministerio de Comunicaciones no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Gerardo Blyde, jefe de la delegación de la oposición en las conversaciones, se negó a comentar.

Mantenido en cuentas de propiedad venezolana en el extranjero y compuesto principalmente por las ganancias de las ventas de petróleo, el dinero fue congelado por bancos estadounidenses y europeos después de que Estados Unidos intensificó las sanciones bajo la administración del presidente Donald Trump. Las sanciones fueron diseñadas para presionar al presidente Nicolás Maduro a tomar medidas hacia elecciones libres.

Los fondos se utilizarán en las áreas de salud, educación, alimentación, infraestructura y electricidad para ayudar a paliar la crisis económica y social en la nación petrolera, según lo estipulado en el acuerdo firmado entre las partes en México el 26 de noviembre.

Maduro dijo la semana pasada que espera que los recursos sean liberados «inmediatamente» y a más tardar en diciembre.

Los montos depositados en las cuentas, y los bancos que los mantienen, no han sido revelados, dijeron las fuentes, y agregaron que harán todo lo posible para mantenerlos en secreto de los acreedores en el futuro.

Venezuela debe más de 60.000 millones de dólares a los acreedores por las nacionalizaciones de empresas realizadas hace una década bajo el entonces presidente Hugo Chávez, así como por los bonos en mora del país y de la petrolera estatal PDVSA.

A algunos acreedores estadounidenses se les han otorgado fallos judiciales que les permitirían negociar la venta de activos venezolanos en el extranjero, como su refinería Citgo, con sede en Houston, una subsidiaria de la estatal PDVSA, para cobrar deudas. Pero algunos de estos activos están bajo la protección del Departamento del Tesoro.

Citgo, considerado el activo más valioso de Venezuela, tiene una licencia del Departamento del Tesoro que vence en enero y que la oposición espera que se extienda por un año más para protegerlo de los acreedores. La refinería se utilizó como garantía para la emisión de bonos de PDVSA 2020 en default.

El «acuerdo social» que rige la liberación de los fondos congelados incluyó la creación de un comité de verificación que supervisará la distribución y ejecución del fondo humanitario y los proyectos que recibirán el dinero.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado