Economista estima que la reconversión “tendrá un impacto más profundo del que se está anticipando”

Benjamín Tripier asegura que en este proceso que se iniciará en horas “no habrá estabilización ni freno a la inflación”

0
420
Economista estima que la reconversión “tendrá un impacto más profundo del que se está anticipando”
Foto: AFP

“Al tema de la reconversión hay que prestarle atención, porque va a tener un impacto mucho más profundo del que se está anticipando. De hecho, me da la sensación de que no se le ha dado la envergadura que tiene. Uno minimiza el concepto y dice: ‘Solamente se trata de correr ceros’. Sí, pero al correr seis ceros y trabajas solo con dos decimales, quiere decir que estás perdiendo cuatro números, cuatro dígitos. Hay una acción, por ejemplo: la del BOD, que cuesta entre 305 y 308 bolívares. Cuando corres la coma seis lugares la desapareces, porque la unidad tributaria, que cuesta 20.000 bolívares, te queda en el segundo decimal”.

Así lo opinó el economista Benjamín Tripier, quien considera que en este proceso de reconversión “hay una cantidad de temas que van a llevar a que el nuevo bolívar sea como el mínimo, porque no tiene céntimos. Entonces, todo lo vas a ajustar a la acción de tal, BOD; bueno, por momentos, tomaron una resolución que es agendarla en bloques de 1.000 para que pueda figurar. Pero eso es transitorio, el valor va a tener que reajustarse. Van a tener que hacer un aumento de capital. No creo que las instituciones públicas y todo lo que está asociado a la unidad tributaria se vaya a quedar en 0,02 (bolívares), que son 20.000, que son cinco dígitos y un cero de más son seis. Seguramente la unidad tributaria se ajustará a 1 (bolívar)”.

Explicó el también consultor gerencial en relación con el capital de las casas de bolsa, que son 500.000 unidades tributarias. “Vas a tener que multiplicarlo por vaya a saber cuánto para actualizarlo. Y eso por hablar de algunos elementos de los que yo llamo puntos ciegos. O sea, cosas que pueden pasar pero que no están a la vista, y que cuando salen a la vista, que ya avanzaste en la reconversión, te va a agarrar de sorpresa. Te vas a encontrar con unos costos elevadísimos y un impacto en la inflación que no va a ser de una curva creciente, sino un escalón muy alto”.

“La idea de sugerirle al gobierno que postergue la reconversión es para, simplemente, conseguir más elementos que estén en los puntos ciegos y buscarles una solución. O por lo menos al manejo. Por eso yo pensaba que esto había que dejarlo para enero de 2022 y no hacerlo ahorita. Inclusive, no sé si llegarán a tiempo los billetes del nuevo cono monetario. Uno se pone a ver y 70% de liquidez de la transaccionalidad en Venezuela se hace en dólares, y 30% en bolívares. De ese 30%, solo 10% -o sea, 3% de todas las transacciones en el país- se hacen con bolívares en efectivo. Digamos que el nuevo cono es para satisfacer ese 3%, mientras que para el otro 27%, que es digital, que se hace por tarjeta de débito y todas esas cosas, la gran ventaja de la reconversión es la cantidad de ceros que ya no vamos a escribir”, sostuvo Tripier.

Actores económicos

Para Tripier es necesario reconocer el esfuerzo gigantesco que significa mover la economía, hacer desaparecer cuatro dígitos, y la espalda política que hace falta para encarar este tipo de cosas. Considera que en la reforma monetaria se tienen unas variables más profundas por transformar, e incorporar variables reales. “No solo financieras y monetarias, y es posible que logres la estabilización. Con esto no hay estabilización ni freno a la inflación. No gana confianza el bolívar, ni el digital ni el otro (soberano)”, sostuvo.

“En definitiva, la gente no va ahorrar en ese bolívar digital, no tiene cómo mantener el valor. La gente no va a fijar un precio a mediano plazo o a dos semanas en el digital. Si no, pierde valor. Todo eso es en dólares. Ahora la moneda nuestra es el dólar. Ese es un reconocimiento importante: permitirle al dólar que circule libremente”, dijo.

“Resumiendo: los impactos de la reconversión son mucho mayores que los que están a la vista. Muchos de ellos no se han visto porque están en zonas ciegas. Creo que hay que tener más espacio para empezar a trabajar más sobre esto. La palabra ‘improvisación’ no me gusta, pero es la que yo percibo cuando hablo con la gente que está alrededor de este proyecto”, finalizó el economista Tripier.

Nota de prensa

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado