Industria de autopartes trabajó al mínimo en el 2020

50
Favenpa: Industria de autopartes exige al gobierno reducir la presión fiscal contra las empresas del sector
- Publicidad -

Durante el año 2020, el 40% de las industrias de autopartes estuvieron paralizadas, mientras que 3 se vieron en la necesidad de cerrar sus operaciones, de acuerdo con la información dada a conocer por el presidente ejecutivo de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Autopartes(Favenpa), ingeniero Omar Bautista.

Señaló que la reducción casi a cero del ensamblaje de vehículos, y la inactividad del parque automotor en un 60% debido a la escasez de combustible, han sido factores que han afectado en forma muy severa a la industria de autopartes.

Señala que tiene confianza en que las expectativas para el año 2021 con  la llegada de la vacunas para la COVID-19, se pueda flexibilizar la cuarentena y regularizar las condiciones de trabajo, lo que haría que este  año fuera mejor o menos malo que el 2020.

- Publicidad -

Asegura que la situación que se avizora para el sector en el 2021, es muy compleja, tomando en consideración que el ensamblaje de vehículos en Venezuela, prácticamente desapareció y el año pasado apenas se ensamblaron 87 unidades, recordando que hace diez años se ensamblaban al año 104.000 vehículos, mientras que el promedio anual era de 100 mil unidades.

“El ensamblaje ha venido cayendo progresivamente en los los últimos años, hasta el punto que el año pasado solamente se ensamblaron 87 vehículos, por supuesto que la pandemia también tuvo su impacto, pero para este año nosotros no sabemos cuales van a ser las expectativas respecto al ensamblaje, creemos que no serán mejores que las del año pasado, puede que haya alguna mejoras, pero seguirá siendo muy tímida, pero no tenemos ninguna información concreta en cuanto a eso”, afirmó.

Destaca Bautista que el ensamblaje de vehículos era una parte vital, para el sector de autopartes, desde todo punto de vista, desde la transferencia de tecnología, mantener el monitoreo del mejoramiento de la calidad, admitiendo que las empresas no no han dejado, pero  ya no es lo mismo mantener esa relación con las ensambladoras, ese requerimiento que hacía que el sector estuviera activo y progresando permanentemente.

“No tenemos esa actividad, hemos estado atendiendo al mercado de reposición, sin embargo la demanda ha disminuido substancialmente, como consecuencia de la pérdida del poder adquisitivo  de los consumidores; además la escasez de gasolina también ha afectado y este es otro tema que no sabemos como se va a comportar este año, eso afecta la movilidad del parque automotor , nosotros estimamos que el año pasado la inactividad del parque automotor estuvo en  el orden del 60%, lo que indica que  solo un 40% del parque automotor son los que están rodando y son los que demandan repuestos; asimismo, el tema de la cuarentena, una semana si y otra no, también nos ha afectado muy duramente, entonces la demanda de repuestos ha caído de una manera muy significativa, estimamos que el año pasado la demanda cayó en un 40% en relación al año 2019, pero si lo comparamos con hace diez años, la caída supera el 90% , de manera que así como ha disminuido el ensamblaje de vehículos, la venta de repuestos también ha disminuido, al igual que la actividad productiva en el país, pero continuamos atendiendo todo lo que sean las necesidades de la demanda”, afirmó.

Competencia desleal

Agrega que además de esto, hay un problema adicional que afecta al sector, que son las importaciones de autopartes, lo que ha contribuido a la caída de la demanda interna de autopartes, ya que algunas ingresan sin pagar impuestos, lo que genera una competencia desleal.

“Esto de las importaciones sin paga impuestos, esta sustentado en un decreto de exoneración, el cual acaban de reactivar e introdujeron cambios importantes, ahora el importador requiere de un certificado de exoneración y esto en parte podría incidir en una reducción de los volúmenes a importar, reduciendo la anarquía en las importaciones de repuestos, pero aun desconocemos cuanto pudiera ser esta mejora”, afirmando que la situación para el sector sigue siendo muy complicada.

Señaló que también el sistema de  importación “puerta a puerta” que se ha distorsionado y muchos importadores utilizan este mecanismo, tampoco pagan impuestos ni de importación, tampoco IVA ni tasa aduanera, lo que también genera una competencia desleal, que temen que se va a mantener y que también los afecta mucho.

Exportaciones en niveles mínimos

El presidente ejecutivo de Favenpa señala que el tema de las exportaciones es lo que se ha mantenido; sin embargo, los volúmenes son  muy pocos comparados con años precedentes, afirmando que hubo años en que llegaron a exportar alrededor de US$ 260 millones al año y en el año 2019 se exportaron US$ 3,4 millones.

“Esta actividad también ha venido disminuyendo porque las condiciones para las exportaciones han desmejorado mucho, no hay acero nacional que era una de nuestras principales materias primas y era una ventaja que teníamos en  Venezuela para fabricar autopartes y exportar, eso lo perdimos completamente; algunas compañías multinacionales se fueron del país, que eran las que  nos ayudaban a abrir mercados internacionales y esta la competencia china que ha sido muy agresiva”.

Agrega que  además hay otros factores que han  afectado mucho las exportaciones de autopartes, admitiendo que el año pasado las expectativas de exportaciones eran muy superiores a las que se tenían en el 2019, no se cumplieron por el tema de la pandemia, pero se mantuvo en niveles similares al año anterior, esperando que este año 2021 el rubro de exportación se mejore, por la necesidad que tienen las empresas de utilizar sus equipos, pero las empresas, aun con las dificultades, siguen buscando soluciones para colocar sus productos, de manera que las exportaciones son una vía, con todas las dificultades que hay, pero es una alternativa para las empresas.

“Creemos que las expectativas de este año, pudieran ser mejores que las del año pasado, porque se espera que el tema de la COVID-19, al cabo de cuatro meses lleguen las vacunas, se reduzca la rigidez de la  cuarentena y las empresas puedan trabajar en forma continua, esto va a mejorar el tema de distribución, así que nosotros esperamos que este año sea mejor o menos malo que el 2020 dijo el presidente ejecutivo de Favenpa.

Tomado de El Impulso.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -