Recomiendan tomar vacaciones laborales pese a la pandemia

299
Metro de Caracas
- Publicidad -

Eduardo Martínez tiene nueve años trabajando para una importante empresa de alimentos en el país. El cargo que viene desempeñando desde hace dos años es de operador de producción, una función muy importante dentro de la organización. Desde que se anunciaron los primeros dos casos de coronavirus en Venezuela, el pasado 13 de marzo, Eduardo no ha dejado de trabajar, aún teniendo vencidas sus vacaciones laborales desde el mes de mayo. 

Para Martínez, padre de dos niños de siete y cinco años, dejar de trabajar nunca ha sido una opción. Su mayor preocupación siempre ha sido el tema económico, pero ahora afirma sentirse cansado, abrumado, desmotivado y con miedo de salir a la calle porque ya conoce varios casos cercanos que se han contagiado con COVID-19.

Eduardo afirma que quiere tomarse unos días de descanso porque siente que debe parar. Sin embargo, la empresa ha negociado con él para que las postergue porque él es personal esencial en la organización. 

- Publicidad -

En estos momentos de pandemia, donde muchos han perdido sus empleos por los estragos económicos que ha generado el coronavirus, hablar de vacaciones puede sonar descabellado y hasta absurdo, pero para una persona que mentalmente está agotada y estresada no lo es. 

A juicio de la psicóloga empresarial y profesora del IESA y la Unimet, Zoramar Oviedo, tomar vacaciones es importante para descansar la mente y desconectarse. 

“Si una persona ha bajado su productividad por estrés o ansiedad es necesario que tome un descanso -aún en estos momentos- para resetear la mente y volver a conectar”, afirmó Oviedo.

Según datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en los Estados Unidos, muchas personas están sufriendo por estrés, ansiedad, insomnio, irritabilidad y cambios anímicos asociados al trabajo.

“El tiempo de las vacaciones debe respetarse independientemente de la cuarentena impuesta para frenar la propagación del coronavirus y de si se está laborando en la oficina o desde casa”, afirmó el psicólogo experto en temas laborales, Ali Pellicer. 

Sobre el tiempo que debe tomarse para desconectar la mente del trabajo, el experto recomienda que el tiempo mínimo debe ser el establecido en la ley del trabajo.

Se aplica la ley aún en cuarentena

La licenciada en administración y especialista en Recursos Humanos, Jhoanna Laguna afirmó que pedir vacaciones es un derecho de todo trabajador. “Ya tenemos seis meses en pandemia y desde entonces muchas personas están trabajando ininterrumpidamente. Siempre y cuando el trabajador tenga su derecho vencido, puede hacer uso de sus vacaciones cuando lo desee”, dijo.

Laguna enfatizó que el ejercicio de las vacaciones es un acto saludable porque una persona que esté descansada, que se haya desintoxicado del trabajo, al momento de regresar, será una persona renovada que puede aportar mucho más al trabajo. 

Desde el pasado 9 de agosto, Nicolás Maduro anunció la extensión del estado de alarma, decretado en el mes de marzo, por la pandemia del coronavirus. Desde entonces, el pago y el disfrute de este beneficio se ha visto afectado, bien sea porque el patrón no se lo permite al personal, o porque la empresa no puede cumplir con los pagos por la situación económica. Sin embargo, la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT) es clara en su artículo 190: 

“Cuando el trabajador o trabajadora cumpla un año de trabajo para un patrono o una patrona, disfrutará de un período de vacaciones remuneradas de quince días hábiles…”.

Sobre el bono vacacional, la LOTT establece que “Los patronos y las patronas pagarán al trabajador o a la trabajadora en la oportunidad de sus vacaciones, además del salario correspondiente, una bonificación especial para su disfrute equivalente a un mínimo de quince días de salario normal más un día por cada año de servicio hasta un total de treinta días de salario normal.  Este bono vacacional tiene carácter salarial”.

La ley establece que el salario para el pago de las vacaciones y el bono vacacional, será el mismo salario devengado en el mes. En el caso de salario por unidad de obra, por pieza a destajo o a comisión, será el promedio del salario normal devengado durante los últimos tres meses inmediatamente anteriores a la oportunidad del disfrute. establecido en el artículo 121 de la LOTTT.

La experta en Recursos Humanos afirmó que el salario por vacaciones y el bono vacacional deben ser cancelados al inicio de las mismas. Laguna también explica que está permitido la acumulación de dos periodos vacacionales como máximo siempre y cuando sea conveniente para el trabajador.

Continuar leyendo en Runrunes.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -