El tortuoso camino para saber si se es portador del Covid-19 en Venezuela

Los resultados de la prueba pueden tardar en llegar hasta dos meses a los afectados

323
Venezuela contabilizó 995 casos de covid-19 en primer día de la
- Publicidad -

Desde finales del mes de marzo, los venezolanos han sido víctimas de uno de los problemas de salud más abrumadores del siglo: el coronavirus.

También conocido como Covid-19, esta enfermedad infecciosa, calificada como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), llegó a sacudir las bases de los sistemas de sanitarios del globo. La contención del virus no ha sido fácil, y su impacto ha sido mayor en los países con menor capacidad de respuesta sanitaria.

Venezuela no escapa a esta realidad. En las últimas semanas los casos de infección se han elevado considerablemente, causando un colapso en el ya deteriorado sistema de salud del país.

- Publicidad -

Sin duda algua, una de las grandes preocupaciones de los criollos es si serán atendidos satisfactoriamente de resultar positivos con el virus.

No obstante, esa no es la única inquietud. 

¿Tengo coronavirus?

Conocer los resultados de la prueba del coronavirus puede ser toda una odisea en Venezuela.

Aunque usted no lo crea, hay casos en los que saber si se tiene covid-19 puede tardar hasta dos meses. Situación que impude al afectado y sus allegados tener un tratamiento adecuado.

Este es el caso de un joven mirandino. Él salía de su casa para hacer mercado o alguna otra diligencia relacionada con su trabajo; un día comenzó a tener fatiga, dolor de cabeza agudo, fogaje, moqueo, además de perder los sentidos del olfato y el gusto.

Si bien es cierto que los síntomas eran leves, después de unos días decidió comunicar su situación al jefe de calle de la comunidad de Montecristo, en los Dos Caminos. Este era el encargado de tramitar el exámen para los habitantes de la zona que sospecharan tener la infección.

Tres días después, específicamente el primero de agosto, le practicaron la prueba rápida. Tras esto le comentaron que el resultado de la misma estaría listo en 72 horas y se lo comunicarían a través de un mensaje de WhatsApp. Cumplido ese tiempo, él no recibió respuesta sobre el análisis sino una notificación donde posponían por 7 días la entrega de los resultados de la prueba.

Cumplido dicho periodo, el jefe de calle le notificó que debía esperar 15 días más para conocer los resultados, pero esto sólo fue otro de los lapsos dichos en esta historia. Llegado el día no se obtuvo respuesta y ante esto, tanto su familia como los miembros de la comunidad comenzaron a quejarse sobre el manejo del caso.

El descontento no surtió frutos y sólo quedó el silencio.

Tras 21 días se comunicó a través de un mensaje que el resultado salió negativo, lo que causó el alivio para todos. No obstante, la desorganización siguió presente cuando una semana después le volvieron a escribir al joven para decirle que se había cometido un error con el papeleo y que en realidad él había resultado positivo para covid-19. 

Inoperancia a la orden del día

Una vez el hombre se hizo el exámen, le fue dicho a su familia que también serían sometidos a la prueba para descartar la presencia del virus. 

Pero la realidad fue otra: Su esposa, hija y hermana presentaron los síntomas en menor o mayor medida, pero no fueron sometidas al análisis pertinente.

Tampoco le fue dado un tratamiento preventivo para tratar la sintomatología, por lo que tuvo que buscar asistencia de médicos privados. 

Sin duda alguna el coronavirus es un peligro latente en nuestra sociedad; sin embargo, a veces da más miedo la incertidumbre que sufren los ciudadanos que comienzan a mostrar los síntomas y no reciben una respuesta aportuna y adecuada. 

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -