Empresas de telecomunicaciones no se preocupan por calidad, sino por funcionar

"Estamos trabajando solo para mantener el servicio continuo, sin hablar de calidad", admitió Patricia Valladares, presidenta de Cámara de Empresas de Servicio de Telecomunicaciones(Casetel),

1730
- Publicidad -

Fallas y decrecimiento. Las compañías de telecomunicaciones ya no se preocupan por servicio de calidad, sino simplemente por sostener el servicio. Sus capacidades se han reducido, producto del decrecimiento de la industria, que responde principalmente a la falta de divisas.

“Estamos trabajando solo para mantener el servicio continuo, sin hablar de calidad. Las compañías están trabajando con la uñas. No han recibido divisas oficiales, cuando es un sector que requiere capital intensivo; la inversión debe ser todo el tiempo”, expresó Patricia Valladares, presidenta de la Cámara de Empresas de Servicio de Telecomunicaciones(Casetel), según trabajo publicado en el portal Efectococuyo.com.

Sin inversión no se puede pensar en calidad de servicio, según Valladares. Insistió en que deben mejorarse las condiciones para que la industria crezca. “Tenemos nuestro diagnóstico. Conocemos nuestra infraestructura pero hace falta la inversión y confianza. Nuestras redes están funcionando por la inversión que hubo en algún momento”.

- Publicidad -

El problema de la falta de recursos se agrava con el vandalismo. Reponer los equipos representan un alto costo y los robos se hacen cada vez más frecuentes.

“Sustituir los equipos que nos roban es un reto; no tenemos el ingreso en divisas suficiente. No tenemos los repuestos de los equipos, debemos usarlos refaccionados, que no duran igual”, manifestó.

Valladares alertó que en ocasiones, además de robar los equipos, asaltan a la comisión técnica que repara las averías en los sitios. “Nos ocasionan fallas a propósito, para robarnos”.

Los cortes eléctricos es otro factor que amenaza el funcionamiento de las telecomunicaciones. Dañan los equipos y afecta la calidad del servicio, que cada vez se degrada más y no siempre se repone en las mismas condiciones.

“El suministro eléctrico cuando no es continuo, las altas y bajas afecta directamente a los equipos. El back up, plantas, baterías y aires acondicionados se ven afectados: se recalientan y no responden”.

Informó que hay lugares donde no se pueden prestar servicios, y zonas donde se han deshabilitado, como resultado de las fallas eléctricas y hurtos. “Zulia es uno de los estados más afectados, por el tema del suministro eléctrico. Las compañías hacen muchos esfuerzos de mantener la operatividad”.

Lea el trabajo completo en Efectococuyo.com.

- Publicidad -