Hasta el doble subió el precio de los alimentos en Maracaibo

En los mercados municipales el kilo de tomate, de Bs. 400 pasó a 700 mil, la zanahoria brincó de 300.000 bolívares a 500 mil, según denuncian consumidores.

2929
- Publicidad -

“Vine a comprar con un millón de bolívares y todo está carísimo, los precios amanecieron por las nubes. Gasté Bs. 800 mil en un cartón de 15 huevos, me quedaron Bs. 200.000  con los que voy a la panadería a ver cuántos panes compro para comer hoy y para enviarle mañana el desayuno para el colegio a la niña”, expresó Elba Urdaneta, a quien se le aguaban los ojos en el mercado periférico de La Limpia.

Sin poder contener las lágrimas, la ama de casa se sintió desesperanzada. “La plata no rinde, cada vez es menos lo que uno lleva a la casa. En cuestión de un día todo aumentó groseramente. Me da dolor, no tanto por mí sino por mi hija”, dijo sollozando la mujer, según reseña el diario Panorama.

Como ella, muchos iban preguntando por el costo de las verduras y más de una quijada bajaba al escuchar las cifras. El kilo de tomate, de Bs. 400 pasó a 700 mil, la zanahoria brincó de 300.000 bolívares a 500 mil, las ramas de Bs. 150.000 subieron a 250 mil, mientras que la papa y la cebolla se mantuvieron  “a raya” en 200 mil bolívares. La yuca pasó de 40 mil  a 80 mil bolívares y  el kilo de auyama de Bs. 80.000 a 120 mil.

- Publicidad -

Los precios  de los alimentos subieron hasta el doble. Dieron un ‘salto olímpico’, porque el mismo día del anuncio del aumento salarial, varios comercios  estaban remarcando los costos de los artículos. Muchos otros aprovecharon la inactividad laboral del 1 de mayo para cambiar sus precios y estrenarlos hoy.

El presidente Nicolás Maduro anunció el 30 de abril un nuevo reajuste salarial del 95%. El sueldo mínimo nacional, que se ubicaba en 392.645 bolívares, pasó a ser de Bs. 1 millón, mientras que el cestatique aumentó de  Bs. 915.000 a 1.555.500 bolívares.

Entre la escasa actividad comercial que hacía vida ayer, algunas charcuterías aprovecharon para ‘estrenar’ el kilo de queso “a precio de aumento salarial”. Entre Bs. 1 millón 200 mil y hasta 1.800.000 bolívares se perfilaba el derivado lácteo. Los compradores recibieron la novedad con rechazo.

Lea el trabajo completo en Panorama 

- Publicidad -