Dos ingresos mínimos legales permiten comprar 6,77% de la cesta básica de marzo

3167
- Publicidad -

El entusiasmo por el aumento del ingreso mínimo legal ordenado este lunes por Nicolás Maduro brilló por su ausencia entre los venezolanos. Probablemente a sabiendas de que tal sería la reacción, el autoproclamado «Presidente obrero» prefirió hacer el anuncio un 30 de abril, rodeado exclusivamente por miembros de la cúpula oficialista, y no hoy, 1 de mayo y Día del Trabajador, acompañado en un acto de calle por un proletariado que sería el «beneficiario» de la medida.

La indiferencia o, incluso, la angustia de los ciudadanos de cara a los decretos del jefe de Estado se entienden fácilmente en las cifras: mientras que el ingreso mínimo legal quedó fijado en Bs 2.555.500, la Canasta Básica Familiar (CBF) en marzo ascendió a Bs 75.446.014,83, según las últimas estimaciones del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

La canasta está diseñada para incluir todos los bienes y servicios que necesita una familia promedio de cinco miembros. Si se asume que solo dos de estos trabajan y cobran ingreso mínimo legal, para finales de mayo este hipotético hogar habrá percibido un total de Bs 5.111.000, apenas 6,77% de la CBF de marzo.

- Publicidad -

Contar con el bono «Hogares de la Patria» ayuda poco. Maduro aumentó este subsidio 56%, lo que lo deja, en el caso de una familia de cinco, en Bs 1.280.000. En este caso, el ingreso familiar se eleva a 6.391.000, o 8,47% de la canasta.

Lo más grave es que las causas de la inflación no han sido corregidas ni hay señales de que esto ocurrirá por lo pronto. Ello significa que los ingresos expresados en los dos párrafos anteriores permitirían a la familia en cuestión comprar un porcentaje aun menor de la CBF en abril y, cuando de hecho los perciban en mayo, menos todavía.

- Publicidad -