Matan y roban animales en el Zoológico del Zulia para comer

El Parque Zoológico Metropolitano del Zulia padece su peor crisis desde su fundación hace 45 años. En medio de la inseguridad y la coyuntura económica del país.

1873
- Publicidad -

Una danta mutilada en su propia jaula y su carne robada. Cerdos vietnamitas, monos,  guacamayas y gallinetas son blanco de la delincuencia; se habla que es para comer y para el tráfico internacional de animales.

Especies que se matan entre ellos para sobrevivir ante el hambre, como la lechuza o el ave carancho. A esto se le suma,  las cabras, báquiros de collar y búfalos que han tenido que ser sacrificados para alimentar a felinos, según reseña un trabajo publicado en Panorama.

El Parque Zoológico Metropolitano del Zulia (antiguo Parque Sur) padece su peor crisis desde su fundación hace 45 años. En medio de la inseguridad y la coyuntura económica del país, la indolencia parece ser el factor predominante  ante el ocaso que vive el único reservorio de fauna del estado.

- Publicidad -

La mal nutrición abunda en toda la colección de animales que aún preserva el zoológico zuliano, el cual desde hace un año ya no cuenta con especies emblemáticas del lugar como la rinoceronte blanca Luisa o el elefante Tony.

Los animales comen una vez a la semana. Los más afectados son las especies carnívoras y carroñeras como los felinos (tigre, león, leopardo, puma, cunaguaro) y el cóndor andino.

Un cuidador del parque explica que estos felinos deben comer al día entre el 8% al 10% de su peso. Es decir, para un tigre que pese 500 kilos, su alimentación ideal sería 50 kilos de carne.

La administración del zoológico reconoce la falla y se la atribuyen a “la falta de presupuesto, la inflación y la escasez de alimentos”.

Arón Montiel, gerente general del parque, reconoció a PANORAMA, que el santuario animal está en “crisis” y que “hay una necesidad importante de alimentos para sostener la operatividad del lugar”.

Montiel explica que se necesita una tonelada de carne; cuatro mil kilos de verduras y 120 kilos de concentrado animal a la semana para alimentar correctamente a las 300 especies y casi mil unidades que hay en el zoológico.

“Los carnívoros tienen la mala costumbre de comer carne, y no le podemos dar otro alimento que no sea carne; por eso se nos hace difícil”, dice.

Los trabajadores del parque (solo quedan 50) aseguran que la alimentación para las especies herbívoras se cumple adecuadamente. “Las verduras las trae un proveedor de Mérida”,  comentaron.

La información completa en Panorama

 

 

- Publicidad -