Así reaccionó la Unión Nacional de Trabajadores tras el ajuste del salario mínimo

Empresas cierran sus puertas en noviembre con posibilidad de retorno en febrero

1414
- Publicidad -

Caracas.- El coordinador nacional de la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela (Unete), y del sector público, Servando Carbone, rechazó que el Gobierno haya solo hecho un ajuste del salario mínimo y no un verdadero aumento de sueldo para que los venezolanos cubran sus necesidades básicas.

“Lo primero que debemos resaltar, es que lo decretado es un ajuste del salario mínimo, pero no es un incremento de sueldo. Es un plan a cuenta gotas”, afirmó.

No deje de ver: “Con anuncio de renegociación enchufados compraron deuda barata

- Publicidad -

Las declaraciones fueron ofrecidas  tras decretarse el último ajuste salarial hecho por el presidente Nicolás Maduro, donde el ingreso integral básico quedó ubicado en 456.507 bolívares.

Para Carbone estamos en presencia de un Estado que “aspira ejecutar políticas de control social que generen su capital político basado en la dominación”. Detalló que esas medidas se ven reflejadas cuando las personas esperan en las urgencias; así como, en las filas frente a las panaderías o para comprar pollo, entre otros.

El líder sindical precisó que “el otro problema que tenemos, es que el Gobierno sigue profundizando en lo que llamamos la bonificación del salario. Existe una diferencia entre el salario mínimo y la bonificación de  más de 100 mil bolívares que se verá reflejado en las prestaciones sociales”.

Más información: Adornos navideños cuestan este año hasta 900% más que en 2016

Por tanto, Carbone aclaró que “lo grave de los ajustes, es que no son un obsequio de navidad, sino una obligación suscrita en los artículos 81 y 82 de la Constitución que permitirán mejorar la calidad de vida”.

Vea además: Bono VENZ 2018 se desmorona tras bajar 32,35 puntos en la jornada

“El Estado quiere tener un salario inferior y una bonificación superior que no se ve reflejado en las prestaciones ni en el bono de fin de año ni nada. Los ajustes no concuerdan con la canasta básica familiar”, agregó.

Carbone concluyó que “se ajusta el salario mínimo para que impacte la bonificación de fin de año, de manera que las personas estén buchonas, y contentas para el 10 de diciembre. Esto, es una estrategia para tratar de implementar los mecanismo de control socia total”.

Cierran empresas

Para la Unete esta bonificación del salario aplicado por el presidente Nicolás Maduro y su gabinete “son la aplicación de un modelo que solo beneficia al Estado porque es el patrono con mayor cantidad de trabajadores, y se va en detrimento de la pequeña, mediana  y grande empresa”.

Lea también: Foro ¿Es posible reestructurar la deuda venezolana? será realizado este jueves en la UCAB

El movimiento sindical adelantó que estas medidas han hecho que muchas empresas cierren desde el 1 de noviembre sus puertas con posibilidad de retorno en febrero si las cosas cambian.

- Publicidad -