Ni un cuarto de la Canasta Básica Familiar se pudo comprar en julio con dos ingresos mínimo legales

1049
- Publicidad -

Subsidio gubernamental al consumo ayuda poco a familias empobrecidas

En julio los venezolanos que ganan salario mínimo cobraron por primera vez el salario y el bono de alimentación con los últimos aumentos decretados por el presidente Nicolás Maduro. Sin embargo, y como ha venido ocurriendo desde hace varios años, el beneficio sobre el poder adquisitivo brilla por su ausencia.

Mientras que el ingreso mínimo legal quedó en Bs 250.000, la Canasta Básica Familiar (CBF) aumentó a Bs 2.043.083,39 durante el mes pasado, según cifras del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

- Publicidad -

La canasta está diseñada para incluir todos los bienes y servicios fundamentales para una familia promedio de cinco miembros. Suponiendo que solo dos de ellos trabajan y ganan sueldo mínimo, a fin de julio el ingreso de dicho hogar fue de Bs 500.000. Este monto es apenas 24,47% de la CBF.

Si dicha familia cuenta adicionalmente con el subsidio de la Tarjeta Hogares de la Patria (Bs 100.000 mensuales), la situación no mejora mucho. En ese caso, los Bs 600.000 le permitirían adquirir 29,36% de la canasta. Menos de la tercera parte.

- Publicidad -