El Mundo de España: Goldman Sachs se ahorró $435 millones financiando a Maduro

1059
A Goldman Sachs Group Inc. logo hangs on the floor of the New York Stock Exchange in New York, U.S., on Wednesday, May 19, 2010. Goldman Sachs Group Inc. racked up trading profits for itself every day last quarter. Clients who followed the firmÕs investment advice fared far worse. Photographer: Daniel Acker/Bloomberg
- Publicidad -

Algunos analistas consideran que el banco apunta a un cambio político en Venezuela

Un país desesperado por escapar de la quiebra y un banco que quiere hacer una operación redonda. Súmense ambos factores, y, según muchos, sale la compra por el gigante de Wall Street Goldman Sachs (tres de cuyos altos directivos son miembros del círculo íntimo de asesores de Donald Trump) de bonos de Pdvsa. Unos bonos por los que Goldman pagó 900 millones de dólares (800 millones de euros) pese a que su valor nominal es de 2.800 millones de dólares (2.510 millones de euros). O sea, 31 centavos por cada dólar de valor nominal. Una quita de 69%, lo que constituye la mejor muestra de la nula solvencia del Estado venezolano en el mercado, reseña El Mundo de Madrid.

Goldman insiste en que adquirió esos títulos en el mercado secundario, al bróker Dinosaur Securities. Pero, según el fondo Caracas Capital, Dinosaur «es una institución financiera extremadamente pequeña y no tiene 900 millones de dólares para comprar esos bonos».

- Publicidad -

La clave, según ha explicado Russ Dallen, socio y manager de Caracas Capital a este periódico, es que Dinosaur sólo hizo de intermediario, con un dinero que no era suyo (sino de Goldman) para comprar los bonos al Banco Xentral de Venezuela. Así, lo que era una venta directa quedaba formalmente como una operación en el mercado secundario.

Goldman Sachs se libraba de las críticas por financiar al Gobierno autoritario de Nicolás Maduro. Además, en el mercado secundario, esa deuda cotizaría a 46 centavos por dólar, lo que implica una quita de 54%. Pero, al comprarla al Estado venezolano, Goldman pagó solo 31 centavos. Es decir, 15 puntos menos. Un ahorro de 435 millones de dólares (390 millones de euros).

Con la operación, Goldman apuesta por un cambio de rumbo económico, y posiblemente también político, de aquí a 2022, cuando vencen los bonos. De hecho, las ganancias del banco (contando intereses) podrían ser del 100% o al 200%, según fuentes del mercado. Pero lo que ha enfurecido a la oposición venezolana y a analistas como Caracas Capital) es que, para aumentar su margen, Goldman ha financiado al Estado de Venezuela.

- Publicidad -