Consumidores aprovecharon de comprar carne antes del aumento salarial otorgado por Maduro

1484
- Publicidad -

Caracas – Cientos de consumidores se acercaron este fin de semana a los frigoríficos ubicados en Catia, sector del municipio Libertador de Caracas, para adquirir carne de primera entre 12.500 Bs. y 13.000 Bs. antes de que entren los nuevos costos en este rubro como consecuencia del aumento salarial correspondiente al 1 de mayo, Día del Trabajador.

“Me parece una exageración estos precios, pero estoy claro que el próximo fin de semana la carne estará mas cara”, aseguró William Camargo, habitante de Boquerón, al equipo de Descifrado.com durante un recorrido por la zona comercial.

“Fue por eso que vine a comprar un poco de carne para guisar, molida y bistec, aprovechando además que estaba libre en el trabajo y conté el viernes con el depósito de los cestatickets y la quincena”, agregó.

- Publicidad -

La misma táctica aplicó una pareja de recién casados y vecinos de la urbanización Rancho Largo, ubicada en el Km. 7 del Junquito.

“Era necesario hacerlo porque es seguro que los precios se dispararán apenas anuncien el aumento. Nosotros, por ejemplo, acabamos de gastar un poco más de 40.000 Bs entre kilo y medio de carne molida, y lo mismo de bistec. Es decir, se nos fue en tres kilos lo equivalente a un mes de salario mínimo. Imagínate si lo dejamos para el próximo fin de semana”, dijo la joven de 29 años.

Previo al aumento decretado este domingo por el presidente Nicolás Maduro, el salario mínimo se encontraba en 40 mil 638 bolívares y el bono de alimentación en 108 mil Bs.

Afortunadamente, en la casa somos dos personas y ambas trabajamos”, valoró el cónyuge, quien seguidamente acotó que la adquisición de carne, aunada con la compra de pollo entero y latas de sardinas les permite tener “un poquito de todo” para combinar con arroz o pasta.

PRESTADO PARA RESOLVER

Aunque hubo trabajadores que contaron este viernes con el pago adelantado del bono de alimentación, algunos no tuvieron la misma “suerte”.

“A mi me cayó solamente la quincena, por lo que tuve que pedirle una platica prestada al compadre para poder venir a comprar unos cuantos bistec y carne molida”, confesó Luis Romero, mientras esperaba ser atendido en un frigorífico cercano a la estación del metro Plaza Sucre.

Preferí hacerlo así para ahorrarme una plata el fin de semana que viene, que es cuando podré contar con los cestatickets, ya que la empresa donde trabajo los paga los 5 de cada mes”, explicó.

A juicio de Romero, “Venezuela es el único país del mundo en el que los aumentos salariales representan un golpe en el bolsillo de la población”.

“Por eso es que la mayoría de estos negocios están así de full este fin de semana. Sale mejor comprar hoy a 13 mil bolívares y no después a un precio mayor, pues con esa diferencia ahorrada se termina comprando algún producto bachaqueado, sardinitas por kilo o la misma caja del CLAP cuando llega”, culminó.

Lea también:

- Publicidad -