Putin: Bombardeo en Siria es perjuicio considerable a relaciones con Washington

1276
- Publicidad -

Rusia reforzará defensas antiaéreas de Damasco

El presidente ruso, Vladimir Putin, considera que el bombardeo estadounidense contra una base aérea del régimen sirio «es una agresión contra un Estado soberano», basada en «pretextos inventados», declaró el viernes el Kremlin, estimando que eran «un perjuicio considerable» a las relaciones entre Moscú y Washington.

«Putin considera que los bombardeos estadounidenses contra Siria son una agresión contra un Estado soberano en violación de las normas del derecho internacional (y basado) en pretextos inventados», afirmó el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, citado por las agencias de prensa rusas.

- Publicidad -

Rusia es el principal aliado del régimen sirio y lleva a cabo ataques aéreos desde finales de septiembre de 2015 en Siria, donde ha desplegado aviones y helicópteros, contra la oposición armada al régimen de Bashar Al Assad.

«Pero sobre todo, como considera Putin, esta acción no nos acerca del objetivo final de la lucha contra el terrorismo internacional sino que constituye, al contrario, serios obstáculos para la constitución de una coalición internacional» para el combate antiterrorista, declaró el vocero del gobierno ruso.

«El ejército sirio no dispone de reservas de armas químicas», afirmó, estimando que «la destrucción de todas las reservas de armas químicas» por Damasco ya había sido constatada por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas.

Para el presidente ruso, «los ataques estadounidenses en Siria son un intento de desviar la atención de la comunidad internacional lejos de las numerosas víctimas en Irak», donde bombardeos aéreos contra la organización yihadista Estado Islámico (EI) en Mosul mataron a decenas de civiles a finales de marzo, explica la misma fuente.

«Desde el punto de vista de Putin, ignorar completamente los hechos relacionados con el uso por los terroristas de armas químicas agrava considerablemente la situación», declaró Peskov.

Rusia convocó a una reunión urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para abordar el asunto. Además, anunció que reforzará las defensas anitaéreas de Damasco.

La base Al Shayrat, en la provincia de Homs (centro), fue atacada ayer por 59 misiles Tomahawk lanzados por los buques estadounidenses USS Porter y USS Ross, que se encontraban en el Mediterráneo oriental.

Esta intervención se produce después de un supuesto ataque químico en la localidad de Jan Sheijun, que Washington imputa al régimen sirio, y que Damasco desmiente.

Vladimir Putin tildó el jueves de «inaceptable» acusar sin pruebas al régimen de Damasco de ser el responsable de este ataque que dejó 86 muertos, incluidos 27 niños, y que provocó la indignación internacional. AFP

- Publicidad -