Brasil pide a la OMC evitar medidas «arbitrarias» contra sus exportaciones de carne

895
- Publicidad -

Brasil pidió este miércoles a los países de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que eviten aplicar restricciones «arbitrarias» contra sus exportaciones de carne, salpicadas por denuncias de adulteraciones en cortes para el consumo humano.

Más de una decena de naciones cerraron esta semana parcial o totalmente sus mercados o intensificaron sus controles sobre los productos brasileños, golpeando un negocio con clientes en 150 mercados, que generó más de 13.000 millones de dólares el año pasado.

Brasil, el mayor exportador mundial de carne bovina y de pollo, instó a sus socios de la OMC a abstenerse de adoptar «medidas que constituirían restricciones arbitrarias al comercio internacional o contrarias a las disciplinas contempladas en el Acuerdo SPS [de aplicación de medidas sanitarias] y otras reglas de la OMC».

- Publicidad -

JBS 2

La petición fue entregada en Ginebra en una reunión del Comité de medidas sanitarias y fitosanitarias de la OMC, una institución multilateral que cuenta con 164 miembros.

China, Hong Kong, Chile -que juntos representaron el 40% de las exportaciones de carne roja en 2016- cerraron totalmente sus mercados a la carne brasileña. La Unión Europea, Suiza, Japón y México vedaron la entrada a productos procedentes de frigoríficos bajo sospecha. Sudáfrica se sumó este miércoles a este grupo.

Otros países, como Estados Unidos, Corea del Sur, Arabia Saudita -principal comprador de carne de pollo brasileña- y Argentina aumentaron sus controles.

La Policía Federal (PF) denunció a 21 frigoríficos por practicar delitos de corrupción, usar productos cancerígenos para maquillar cortes en mal estado y adulterar etiquetas para falsear la fecha de validez, entre otros hallazgos.

Treinta personas fueron detenidas, se clausuraron tres plantas y se suspendió el permiso de exportar de todas las investigadas. Entre ellas, hay unidades de los gigantes globales JBS y BRF.

Lea: Empresa que exportó a Venezuela implicada en escándalo por carne dañada en Brasil

El gobierno alega en particular que de los 853.000 envíos de bienes de origen animal en 2016, la investigación cuestiona solo 184, en tanto que muchas de las observaciones no están relacionadas con aspectos sanitarios.

El caso bautizado «Carne Débil» agita nuevamente a la sociedad brasileña, que no tiene tregua desde que comenzó el derrumbe del gobierno de izquierda de Dilma Rousseff (2011-2016), sustituida el año pasado por Michel Temer tras perder su cargo por adulterar las cuentas públicas.

La crisis se produce en momentos en que la UE y el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) tratan de acelerar las negociaciones de libre comercio, pese a las reticencias de los grupos de presión agroganaderos de la UE, que incrementan sus reclamos contra el ingreso de carnes sudamericanas.

Lea también:

Producción nacional de gasolina solo satisface 15% de la demanda

Brasil reduce nuevamente sus previsiones de crecimiento para este año

- Publicidad -