Sin recursos para cancelar sus compromisos: En un año reservas del país caen 22,09 %

1509
- Publicidad -

Las reservas internacionales del Banco Central de Venezuela pasaron de 13,59 millardos de dólares en marzo de 2016 a 10,58 millardos de dólares al 8 marzo de 2017, lo que representa una caída de 22,09% en un año. Sin embargo, lo que más preocupa a expertos es que en efectivo quedan 1,39 millardos de dólares, una cifra ínfima para atender los compromisos de pago de importaciones y de deuda externa, reseñó El Nacional.

De Interés: Clap celebran su día en medio de deudas sociales y restricciones para la gran mayoría de las familias pobres

Solo para honrar las deudas adquiridas habrá que desembolsar 9,5 millardos de dólares por concepto de bonos e intereses. Asimismo, se necesitan 589 millones de dólares para pagar obligaciones con multilaterales y 1,16 millardos para cumplir la deuda bilateral. Adicionalmente, se requieren 578 millones de dólares en deuda privada, señala la firma Ecoanalítica. Estos números no incluyen las importaciones que se precisan para alimentar a la población.

- Publicidad -

Las cifras oficiales del BCV muestran que al cierre de diciembre pasado la cantidad de dinero en efectivo de las reservas estaba en 1,39 millones de dólares: un descenso de 46,5% si se compara con junio de 2016 y de 67,29% con respecto a diciembre de 2015.

En lo que corresponde a las inversiones en divisas, en las que se incluyen las posiciones en el Fondo Latinoamericano de Reservas, el saldo al cierre de diciembre fue de 67 millones de dólares, una disminución de 18,2% con relación a diciembre de 2015.

Pero la caída más pronunciada se observa en la cantidad de oro monetario que poseía el instituto emisor a finales de 2016 y que sumó 7,7 millardos de dólares, una cifra que refleja una merma de 23% con respecto a diciembre de 2015 y de 47,1% con relación a diciembre de 2014.

El informe también deja en evidencia que los derechos especiales de giro, que mantiene el BCV en el Fondo Monetario Internacional y que son una suerte de títulos intercambiables entre los países que constituyen el fondo, era de 42 millones de dólares al cierre de diciembre. La cifra representa 47,5% menos de lo que había para finales de 2015 y 1.106% menos que en diciembre de 2013, cuando sumaban 3,48 millardos de dólares.

En posiciones no crediticias en el FMI, el Banco Central mantenía al cierre del año pasado 79 millones de dólares: 75,5% menos que en diciembre de 2015.

El economista Ricardo Penfold apunta que la mayoría de las reservas están en oro en las bóvedas del Banco Central de Venezuela y, por tanto, no son liquidas. “Si el oro estuviera depositado en el exterior, el valor de la garantía del metal seria mayor porque el prestamista tendría más acceso a esa garantía en caso de incumplimiento de pago por parte del BCV”.

Hasta diciembre pasado el volumen (no la cotización del precio) de reservas en oro era de 6,07 millones de onzas troy, lo que indica que se han venido reduciendo las reservas en ese metal a la mitad. “El volumen ha caído casi 50% en los últimos dos años. “Ya no tiene efectivo y mucho menos oro”, añade.

Refiere que se han empleado las reservas para pagar importaciones y cancelar la deuda. “El nivel actual de estos ahorros lo que dice es que se han estado utilizando como el último recursos que tiene el país, porque las fuentes de acceso a financiamiento internacionales están cerradas”.

 

Más información: Altos costos de alquileres en centros comerciales dispara precios de la mercancía

- Publicidad -