Proyectos turísticos que se lleven a cabo en La Tortuga deben velar por el cuidado del medio ambiente

Hedelvy Guada, bióloga especialista en anfibios y reptiles, y Gaizkale Garay Díaz, directora de la fundación ambientalista Avista, coincidieron en que el desarrollo turístico es importante para el país, pero debe tener como objetivo la sustentabilidad

0
236


Nicolás Maduro anunció a finales de julio una obra turística en La Tortuga, isla ubicada en el mar Caribe venezolano. El área de 156 kilómetros cuadrados posee una biodiversidad significativa de especies terrestres y marinas que la convierten en un reservorio natural. 

El régimen venezolano planea construir alrededor de 10 hoteles, un aeropuerto internacional y un puerto para explotar el lugar. Todo esto en 10 meses y enmarcado en el decreto de Zonas Económicas Especiales autorizado por Maduro en junio de este año.

Entérese: Telegram integra un mercado P2P a su wallet de criptomonedas

Ante esta situación, el equipo de El Diario conversó con Hedelvy Guada, bióloga especialista en anfibios y reptiles; y con Gaizkale Garay Díaz, directora de la fundación ambientalista Avista. Ambos coincidieron en que el desarrollo turístico es importante para el país, pero que los proyectos que se lleven a cabo deben tener como objetivo la sustentabilidad y la protección del medio ambiente. 

Desarrollo sí, pero sostenible

La bióloga Guada indicó que el proyecto planteado es lo contrario a lo que está vigentemente establecido en las leyes venezolanas en cuanto a sustentabilidad en áreas sensibles como manglares, arrecifes coralinos de la isla La Tortuga, los cayos adyacentes; y las especies en peligro de extinción como las tortugas y otros vertebrados marinos.

«Venezuela es un país que forma parte de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas, por lo que precisamente las autoridades ambientales deben garantizar de manera prioritaria que cualquier actividad económica sea consistente con la protección de áreas importantes de anidación y alimentación de las tortugas marinas”,recordó la también especialista en reptiles y anfibios.

Guada argumentó que debido a la falta de información sobre el proyecto, no se ha podido investigar qué tan significativo podría ser el impacto de esas obras sobre las tortugas marinas en la isla. Añadió que el planteamiento debe contemplar un enfoque de sostenibilidad que no sea “lesivo” al ambiente y que incluya como usuarios potenciales no solo a elementos de alto poder adquisitivo, sino también a todos los ciudadanos del país.

Lea más en El Diario

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado