Huracán de la inflación se pasea sobre un mundo inestable y golpea a los países más frágiles

0
198
Cortesía
Cortesía

La pandemia y la guerra en Ucrania fomentan un ciclo de precios al alza que amenaza con provocar frenazos económicos, malestar social y quiebras de países frágiles, reseñó El País.

Una nueva y amenazante plaga, hija de las que ya se venían abatiendo sobre el mundo, cobra fuerza como un huracán en el horizonte global. Es la inflación, fruto directo de la pandemia y de la guerra de Rusia en Ucrania, que con precios que galopan a un ritmo inquietante en buena parte del planeta abre paso a temibles fantasmas. Erosión del poder adquisitivo, frenazo abrupto de las economías avanzadas, ciclos de reestructuraciones o quiebras en países frágiles, malestar social que ofrece terreno fértil para los populismos en todas las latitudes: este es el escenario que afronta el mundo, mientras las turbulencias geopolíticas y el cambio climático sacuden los cimientos.

Las causas del alumbramiento del monstruo inflacionista son evidentes. La pandemia ha provocado fuertes disrupciones en las cadenas de suministro y promovido políticas fiscales y monetarias de estímulo con efectos colaterales alcistas en los precios. La guerra en Ucrania ha exacerbado dinámicas negativas que ya se venían produciendo en los fundamentales mercados de la energía y de los alimentos. El resultado son tasas de inflación inauditas en décadas en dos de las tres mayores economías del mundo —Estados Unidos y Unión Europea—, umbrales muy altos en grandes países como Rusia o Brasil, o directamente exorbitantes en países como Argentina o Turquía, que esta semana alcanzó el 73% de tasa interanual. China se salva de esa deriva, pero por razones pésimas: su economía sufre un abrupto enfriamiento por su férrea estrategia de aislamientos frente a la covid.

Las consecuencias son graves. En su último World Economic Outlook, publicado en abril, el FMI ya hablaba de la llamarada como de un nuevo “gran shock transformativo”, señalando en especial la posición de debilidad de los países emergentes y en desarrollo. La subida de tipos en las economías avanzadas, especialmente la de EE UU, propiciará con toda probabilidad una huida de capitales de los países más frágiles, una caída del valor de sus divisas y una enorme dificultad para pagar deudas dolarizadas en un momento en el que, además, muchos están especialmente endeudados tras los embates de la pandemia.

Pero el escenario se ha oscurecido abruptamente desde ese informe. Las previsiones generalizadas según las que la inflación era un fenómeno puntual se han visto desmentidas, y queda ya claro que el sufrimiento no será exclusivo de las economías emergentes. Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan y auténtico tótem del universo inversor, dijo la semana pasada que se adensaban en el horizonte nubes de tormenta. Esta semana, las calificó directamente de huracán. En un correo electrónico dirigido a los directivos de Tesla y conocido el viernes, Elon Musk planteó cortar un 10% la plantilla global de la empresa por un “pálpito supermalo” acerca de la economía. El presidente de la Reserva Federal (la Fed, el banco central de EE UU), Jay Powell, reconoció que el ajuste implicará “algo de dolor”.

Solo el tiempo dirá cuánto, cómo de duro será el impacto en ciudadanos y empresas de las diferentes economías, y cómo esto se trasladará a la política. Puede que muchos logren un aterrizaje suave, pero las premisas no son alentadoras. La OPEP ha anunciado su disposición a aumentar el ritmo de incremento de su producción, pero los 220.000 barriles añadidos son un alivio mínimo en la gran tormenta energética. En el plano de alimentos, hay muchas iniciativas en marcha, pero la perspectiva de una normalización es cuando menos dudosa. Ninguna señal permite además confiar en que el conflicto en Ucrania acabe pronto. En China, el régimen afirma haber puesto bajo control la situación en Shanghái, pero el espectro de nuevos brotes está en cada esquina y prácticamente nadie espera una reactivación en forma de V.

Para leer la nota completa, pulsa aquí

Lea también: Casino en Venezuela aceptará criptomonedas a través de alianza con plataformas fintech

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado