Programa Mundial de Alimentos rehabilitará comedores en los preescolares de Venezuela

113
At the WFP logistics hub of Maracaibo, Venezuela, warehouse workers offload food bags from the the first WFP convoy to arrive in the country. The arrival of the food kick starts WFP's new school meals programme in Venezuela. The food will initially be distributed as take-home rations to the families of school children under the age of 6 and their school's personnel in parts of the country most affected by food insecurity.
- Publicidad -

El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (WFP) ayudará a rehabilitar los comedores de los preescolares en Venezuela, como parte de sus labores humanitarias en el país.

Una vez que se reabran las escuelas preescolares, WFP también brindará capacitación al personal de los comedores en prácticas de inocuidad alimentaria para servir comidas calientes nutritivas.

Para la implementación de su programa de comidas escolares, WFP está gestionando su propia cadena de suministro, desde la compra de comida hasta su distribución en las escuelas. El programa se realiza en cooperación con las autoridades escolares, los profesores y conjuntamente con organizaciones no gubernamentales locales.

- Publicidad -

Lea también: ¿Cómo se sustenta la menguada economía de Haití?

Esta semana iniciaron las labores en el estado Falcón, donde entregaron raciones de alimentos para llevar a casa para niños y niñas en 277 escuelas preescolares.

Los niños y niñas menores de 6 años, en zonas identificadas por WFP como más afectadas por la inseguridad alimentaria, son la prioridad del programa, que se ampliará progresivamente a otros estados venezolanos para llegar a 185.000 personas para fines de este año, 850.000 para fines del año escolar 2021-2022 y 1,5 millones para fines del año escolar 2022-2023.

“Estamos llegando a estos niños y niñas vulnerables en una fase crítica de sus vidas cuando sus cerebros y cuerpos necesitan alimentos nutritivos para que desarrollen todo su potencial,” dijo Susana Rico, Representante interina de WFP en Venezuela, durante la primera distribución el martes en la escuela Antonio Dolores, en el pueblo de Coro. “Las escuelas como esta son más que un lugar para aprender, son pilares de la comunidad y ofrecen una excelente oportunidad para brindar a los niños y niñas pequeños lo que necesitan para prosperar.”

Las madres, padres o tutores recogen las raciones para llevar a casa en la escuela en la que sus hijos e hijas están matriculados. La ración mensual para cada niño y niña menor de 6 años contiene 6 kilos de arroz, 4 kilos de lentejas, 454 gramos de sal yodada y 1 litro de aceite vegetal.

Con información de Monitoreamos

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -