Precios de las verduras y hortalizas suben por falta de combustible

Rubros como los plátanos, papas, yuca, cebollas y tomate son los que han sido golpeados con mayor fuerza por la escasez de combustible en el país, pues su precio se ha disparado hasta un 30%

86
- Publicidad -

Rubros como los plátanos, papas, yuca, cebollas y tomate son los que han sido golpeados con mayor fuerza por la escasez de combustible en el país, pues su precio se ha disparado hasta un 30%. Esto se debe a que los camioneros quedan varados y no pueden viajar al interior del país, por lo cual la mercancía la traen otros distribuidores o compran combustible en el mercado negro, cuyo costo lo suman al precio final del producto.

Los camioneros de Lara narran que pasan hasta cuatro días en una cola tratando de surtir combustible para luego viajar a Portuguesa, donde cargan plátanos. Sin embargo, cuando llegan a las Catacumbas, se quedan con el tanque vacío, lo que los obliga a pernoctar en los alrededores del mercado.

«Nosotros deberíamos ser priorizados para el tema de la gasolina porque lo que hacemos es buscar la comida del pueblo, pero en las estaciones dolarizadas solamente nos echan 60 litros y mínimo necesitamos 200 para ir y venir», manifestó el camionero Elixander Mogollón.

- Publicidad -

Las ofertas de plátanos varían según la modalidad de pago. Si es en efectivo, el kilo al mayor vale 800.000 bolívares, mientras que en transferencia puede llegar a un millón de bolívares. Dicen que la ganancia es mínima para todo el sacrificio y la inversión que hacen.

Ante el temor de perder la mercancía, algunos choferes optan por trasladar las verduras en triciclos o bicicletas para vender lo máximo posible y comprar gasolina en el mercado negro.

«Duré cuatro días en la bomba premium, pero siempre llegan los guardias y echan lo que ellos quieren. No nos alcanza la gasolina, por eso nos quedamos varados y no podemos ir a dormir a nuestras casas», expresó el chofer Eduardo Silva.

Lea también: Vuelven las inversiones comunitarias, los populares “SAN”, pero ahora en dólares

De igual forma se ven afectados quienes disponen de su vehículo para trabajar. «A veces les digo a los clientes que estoy en la cola para que no se molesten y no perderlos y que no piensen que uno es un irresponsable», dijo Julio Marquina, quien se dedica a la jardinería y ha tenido que dejar varios clientes varados.

Así como él, están la mayoría de personas que dejan de un lado sus obligaciones diarias para poder plantarse en una cola en una estación de gasolina. Unos afirman que tienen hasta cuatro días en cola a pesar de ser dolarizada, pero «están entre la espada y la pared porque necesitan el combustible para trabajar».

Tomado de La Prensa Lara.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -