En el Aeropuerto de Maiquetía la sala de espera se ubica en la calle y a pleno sol

Se mantienen las restricciones para el ingreso al principal terminal aéreo del país

6171
- Publicidad -

Especial para Descifrado

Mientras Venezuela regresa a la «normalidad» post Covid-19, el aeropuerto internacional Simón Bolívar sigue cerrado al público. Solo hay posibilidad de esperar a viajeros internacionales fuera del mismo.

Bajo un inclemente sol y con una temperatura de 25 grados centígrados, y sin ningún control de bioseguridad ni distanciamiento social los ciudadanos deben esperar a los viajeros internacionales justo frente a la única puerta habilitada para la salida de los pasajeros.

- Publicidad -

De interés:Banplus aumentó límites diarios para transacciones a través de sus canales electrónicos

El improvisado sitio de espera no cuenta con baños públicos, ni puntos de hidratación o comercios para comprar agua o alguna bebida refrescante.

En el estacionamiento no hay control de acceso por tickets para pedir salida, solo dos funcionarios del aeropuerto dicen que por una módica tarifa en bolívares o en dólares se puede usar el estacionamiento.

Los maleteros están felices

Quienes ofrecen sus servicios para cargar las maletas se encuentran felices porque cobran un mínimo de 5 dólares por viaje desde las afueras del aeropuerto hasta el estacionamiento. Los más osados dicen «5 dólares mínimo por maleta y no por carrito».

Si el traslado es para el terminal nacional la tarifa aumenta a 15 dólares por carrito el más «barato».

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -