En Venezuela un parquero gana más que un profesional

634
- Publicidad -

El venezolano estaba acostumbrado a escuchar que para salir adelante había que estudiar. Hoy en día, en esta economía socialista de Venezuela, los testimonios de profesionales universitarios parecen demostrar, que en este país, el dicho no aplica.

«Cada vez que veo mi titulo universitario de Licenciada en Comunicación Social, me dan ganas de llorar. Tengo un postgrado y varios cursos. Pero actualmente tengo 4 trabajos y no llego a ganar ni $300. En cualquier otro país trabajando como lo hago aquí ya tendría un techo propio, comida en la nevera y ahorros. Ahora eso me alcanza apenas para medio comer. En uno de esos trabajos me pagan tan solo $2 y en bolívares que me sirve solo para ponerle saldo al teléfono un día», contó Margarita Vásquez.

Por si fuera poco en un recorrido realizado por Descifrado se entrevistó a un grupo de parqueros en el Oeste de Caracas, los cuales aseguraron que en «un día bueno» logran llevarse a los bolsillos hasta $50 solo vigilando los carros que deben pararse en las aceras, debido a los pocos estacionamientos que actualmente funcionan.

- Publicidad -

No deje de leer: Administración de Maduro planea imprimir billetes de 100.000 bolívares

«Hasta 50 dólares me he ganado en un día bueno. Pero nunca agarro menos de $10, en un día flojo, como los domingos», dijo José, uno de los parqueros callejeros que además añadió que la cuarentena no la ha sentido para nada puesto que todos los días hay gente en las calles.

Sacando las cuentas en una semana un parquero puede ganarse $70 (trabajan los siete días). Al mes estarían ganando $280. Lo que no gana un profesional con un solo trabajo.

Fernanda Lizarraga es docente de primaria en un colegio privado de Caracas. Ella gana menos de $50 al mes. «Me tengo que redondear con clases online adicionales. Porque el salario es un chiste que no me alcanza ni para comer. Yo digo para qué se estudia en este país. Ese es el verdadero socialismo: acabaron con la ilusión de estudiar, de aprender, de ser alguien profesional. Porque ganas más con trampas, con trabajos informales, con la mala vida, con cualquier cosa ganas más que con tus estudios. Da dolor en lo que se ha convertido este país», acotó la educadora.

Otros puntos de vista, no menos dramáticos, es el de aquellos profesionales que dedicaron sus vidas a la administración pública y hoy tienen que sobrevivir con una jubilación de centavos de dólar.

«40 años dedicados a mi país. Jamás imaginé que en mi vejez tendría que pasar tanto trabajo. Siempre decía estaré tranquila cuando me jubile. Y qué va. Vivir es una agonía. Era directora en un departamento ministerial cuando me jubilaron. Y ahora lo que me pagan son centavos de dólar. Dígame usted qué compro con eso. Un pan canilla. Me ha tocado a mis 74 años ponerme a pedir a los vecinos, a mis hijos, a mis amigos. Porque antes de la cuarentena vendía arepas en la calle pero ahora con esto, ni eso puedo. Es lamentable que este gobierno crea que con un bono de 2 o 4 dólares ya les resolvió el mes a los pocos que reciben eso. Pero lo peor es los que se conforman con eso. Es lamentable que el profesional venezolano valga menos que una bolsa de basura en su propio suelo», contó Ana Rodríguez.

Estas realidades se evidencian también en las protestas que, en los últimos días, se han generado dentro de estas fronteras. En todos los estados se han olvidado del miedo al Covid-19 para exigir un salario decente que permita vivir con dignidad a quien estudió y trabaja por sacar adelante el país.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -