Desde marzo, el bolívar se ha devaluado casi un 83% frente al dólar

131
- Publicidad -

La devaluación del bolívar parece no tener límite. Cerca de 8 millones de venezolanos deben sobrevivir un mes completo con menos de un dólar.

Un dólar estadounidense se cotiza actualmente, en el mercado formal venezolano, a 436.140 bolívares. El problema de esto es que el salario mínimo venezolano es de 400.000 bólivares, lo que significa que pensionados y trabajadores que reciben esos ingresos deben vivir todo un mes con 0,92 centavos de dólar. Con el bono de alimentación, que es de otros 400.000 bolívares, el total llega a 1,84 dólares. No alcanza siquiera para un cartón de huevos, que cuesta 2 dólares.

La devaluación de la moneda venezolana alcanza niveles escandalosos, un fenómeno que se suma a la escasez de gasolina en uno de los países con las mayores reservas de petróleo del planeta. Desde que el Gobierno de Nicolás Marudo puso fin a las subvenciones que recibía el combustible, con el salario mínimo ahora alcanza para comprar tres litros de gasolina. Si hubiera gasolina, porque en varias ciudades del país las filas para cargar los automóviles son eternas.

- Publicidad -

Por eso, este jueves (01.10.2020), el gobierno anunció que, a partir del lunes, la venta de combustible se realizará por número de placa. El ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, dijo que se trata de «un método ya conocido por todas y todos los venezolanos”, cuyo propósito es «ordenar el flujo vehicular en las estaciones de servicio”. El próximo lunes podrán repostar los vehículos cuyas patentes finalicen en los números 1 y 2, mientras que el martes lo harán los poseedores de matrículas terminadas en 3 y 4; miércoles 5 y 6, jueves lo harán las terminadas en 7 y 8, y el viernes, en 9 y 0.

Cifras escalofriantes

Las cifras señalan que unos 8 millones de venezolanos, 4 millones de ellos pensionados, reciben el salario mínimo. Esa cifra sube a 10 millones si hablamos de las personas que reciben los bonos que, cada tanto, otorga el Gobierno. Se trata de desembolsos que llegan cada dos meses, aproximadamente, y nunca superan los 5 dólares. Otro grupo de trabajadores, los del Estado y los que se desempeñan en el sector privado, recibe mensualmente salarios que bordean los 30 dólares. Todavía insuficiente para vivir.

De acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas), una familia de cinco personas necesita, solo para comer, 300 salarios mínimos. El Gobierno asegura que los venezolanos están bien alimentados gracias al sistema de entrega de alimentos subsidiados conocido como CLAP (Comité Local de Abastecimiento y Producción), pero este funciona de manera irregular, no cubre a toda la población, solo alcanza para alimentar a una familia durante unos cinco días y no incluye proteínas.

Desde marzo, el bolívar se ha devaluado casi un 83 por ciento frente al dólar, mientras que la inflación de los primeros ocho meses del año llega al 1.097 por ciento, según datos del Parlamento. Se estima que casi la mitad de la población del que fuera un próspero país hoy vive en la pobreza, que el 10 por ciento de los niños sufre desnutrición y que cinco millones de venezolanos han dejado su patria para buscar mejor suerte en otros lugares de la región, o en Europa. Además, la economía está cada vez más dolarizada debido a la devaluación del bolívar.

Con información de EFE, AFP, La Nación.

- Publicidad -