La «nueva realidad» del venezolano y la hiperinflación le impide compartir un fin de semana en familia

Mirian Sandoval, asegura que el compartir en familia dolerá mucho en navidad, pues muchas cosas de la tradición familiar dejaran de hacerse por los altos precios.

250
- Publicidad -

La hiperinflación y la pandemia por el Covid-19 no solo han obligado el distanciamiento social, sino que también se han postergado, de manera indefinida, el compartir de las familias venezolanas.

Marcelo Duarte, ingeniero en sistemas y funcionario de la administración pública, recuerda con nostalgia los almuerzos dominicales en la casa de su suegra, donde no solo las partidas de dominó o un día de películas eran la excusa perfecta para compartir con el grupo familiar.

“Antes de la pandemia era impelable un domingo en la casa de la suegra. Allí nos reuníamos todos desde temprano, se coordinaba el almuerzo donde todos participaban económicamente y se pasaba un día distinto y feliz”, expresa.

- Publicidad -

Entérese: Hiperdevaluados: Así cerró la cotización del dólar BCV frente al Bs.

Hasta marzo de este año, asegura Duarte, los domingos eran de sancocho, parrillas, pastichos, partidas de dominó, ajedrez, películas, cerveza y diversión. “Hoy apenas podemos comer dos veces al día y cada quien en su casa, porque el salario de 4 dólares que recibimos no da para mas, medio comprar alimentos y tomamos agua porque gracias a Dios podemos comprar un botellón de 20 litros cada semana”.

Mirian Sandoval, vislumbra preocupada como será la temporada navideña. «Este año el compartir en familia dolerá mucho en navidad, pues muchas cosas de la tradición familiar dejaran de hacerse», asegura.

En su caso viajar a Mérida no será posible, no solo por la pandemia, sino también por los elevados costos de los pasajes y la escasez de combustible.

Parrilladas pasaron a la historia

Ciertamente las acostumbradas parrilladas de los domingos pasaron a la historia en la mayoría de los hogares venezolanos, dado los elevados precios de los productos para su preparación, según constató el equipo de Descifrado durante un recorrido realizado en los diferentes mercados del área metropolitana de Caracas.

Preparar una parrilla criolla tradicional para una familia de 3 personas puede costar más de 15 millones de bolívares tomando en cuenta que el precio de la carne de res (solomo o punta trasera), se sitúa entre Bs. 1.800.000,00 y 2.350.000,00, mientras que un kilo de chuleta de cerdo se ubicó esta semana en Bs. 1.400.000,00; el chorizo Bs.1.600.000, la morzilla Bs.1.350.000,00 y si la prefiere con pollo, el kilo le costará hasta 1.500.000 mil bolívares. (Bs.750 mil el kg).

No deje de leer: No están habilitadas transferencias interbancarias en dólares

Para acompañar las carnes, el kilo de yuca se ubicó esta semana 120 mil bolívares; un kilo de harina de maíz precocida para la preparación de las conocidas hallaquitas aliñadas, tiene un valor de 320 mil bolívares y una bolsa de carbón vegetal 1.500.000

Si el paladar es muy exquisito una ensalada mixta (cebolla, tomate, lechuga y aguacate), tiene un costo aproximado de Bs.1.800 bolívares.

Entre las bebidas que acompañan la opción más viable es el refresco que tiene un costo de 700 mil bolívares, la botella de 2 litros. Bebidas como Sangría (2lt) supera los 10 dólares y una caja de cerveza de 36 botellas pudiera costar hasta 25 dólares, según donde se compre.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -