Inicio La leña reemplaza al gas en Venezuela (+ fotos) Fotografía de archivo fechada el 30 de marzo del 2020 donde se observa un fogón prendido con leña para poder cocinar, en San Cristóbal (Venezuela). “No son sanciones para el Gobierno, son sanciones para el Estado venezolano. Aquí están sancionando a todo el mundo, nos afecta a todos”. José Colmenares lo tiene claro. Las multas impuestas por Estados Unidos, la Unión Europea y otros países a Venezuela afectan a todos, especialmente al pueblo, el último eslabón de una cadena rota desde hace tiempo. EFE/JOHNNY PARRA

Fotografía de archivo fechada el 30 de marzo del 2020 donde se observa un fogón prendido con leña para poder cocinar, en San Cristóbal (Venezuela). “No son sanciones para el Gobierno, son sanciones para el Estado venezolano. Aquí están sancionando a todo el mundo, nos afecta a todos”. José Colmenares lo tiene claro. Las multas impuestas por Estados Unidos, la Unión Europea y otros países a Venezuela afectan a todos, especialmente al pueblo, el último eslabón de una cadena rota desde hace tiempo. EFE/JOHNNY PARRA

Fotografía de archivo fechada el 30 de marzo del 2020 donde se observa un fogón prendido con leña para poder cocinar, en San Cristóbal (Venezuela). “No son sanciones para el Gobierno, son sanciones para el Estado venezolano. Aquí están sancionando a todo el mundo, nos afecta a todos”. José Colmenares lo tiene claro. Las multas impuestas por Estados Unidos, la Unión Europea y otros países a Venezuela afectan a todos, especialmente al pueblo, el último eslabón de una cadena rota desde hace tiempo. EFE/JOHNNY PARRA

Fotografía de archivo fechada el 30 de marzo del 2020 donde se observa un fogón prendido con leña para poder cocinar, en San Cristóbal (Venezuela). “No son sanciones para el Gobierno, son sanciones para el Estado venezolano. Aquí están sancionando a todo el mundo, nos afecta a todos”. José Colmenares lo tiene claro. Las multas impuestas por Estados Unidos, la Unión Europea y otros países a Venezuela afectan a todos, especialmente al pueblo, el último eslabón de una cadena rota desde hace tiempo. EFE/JOHNNY PARRA

- Publicidad -