Surge mercado ilegal de plasma en Bolivia para curarse del coronavirus

69
Blood tubes in two layers divided by centrifuge after. cosmetic manipulation
- Publicidad -

A pesar de la estricta cuarentena, Bolivia tiene más de 33.000 casos de Covid-19. La enfermedad ha matado a más de 1.123 personas en todo el país, que tiene poco más de 11 millones de habitantes.

En mayo, el Ministerio de Salud de Bolivia autorizó el uso de plasma hiperinmune para pacientes graves contaminados por el coronavirus. Sólo las personas infectadas que han dado negativo en dos pruebas pueden donar el fluido. Según los organismos oficiales, hasta el martes (30), Bolivia había registrado unos 9.340 pacientes recuperados.

Sin embargo, el suministro de este material -extraído de la sangre y del que se quitaron los glóbulos rojos y blancos- sigue siendo inferior al elevado número de personas infectadas. El plasma sólo puede ser inyectado si hay compatibilidad sanguínea entre el donante y el paciente. Los pacientes con tipos de sangre AB positivos y AB negativos son los que tienen más dificultades para obtenerlo.

- Publicidad -

Lea además: Tribunal Superior Británico falló a favor de Guaidó y dictaminó que puede acceder al oro de Venezuela en Londres

Con la ley de la oferta y la demanda, ha prosperado el mercado ilegal de plasma. En lugar de donar espontáneamente el fluido, hay quienes cobran por él.

La venta de plasma puede alcanzar los 3.000 dólares: muy por encima del salario mínimo boliviano, equivalente a 304 dólares al mes. Además, el desempleo en las zonas urbanas de Bolivia subió al 7,34% en abril de este año. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa es la más alta desde 2016.

Antes de que la Cámara de Representantes aprobara el texto que fomentaba la donación de plasma por parte de personas que habían superado el Covid-19, la ley de medicina transfusional ya prohibía la venta de sangre y derivados del plasma.

El texto aprobado el miércoles, y que depende de la votación en el Congreso, determina que «todas las transfusiones de sangre están exentas de remuneración tanto para los profesionales y/o técnicos a nivel institucional público, como para los donantes».

Cada donación puede ayudar en el tratamiento de dos a cuatro personas. Muchos individuos que contrajeron Covid-19 estaban sufriendo prejuicios en el trabajo, por parte de vecinos e incluso por los familiares. La situación ha cambiado, y gracias a los incentivos la población considera ahora a los donantes como héroes, ya que pueden salvar vidas.

La ley exige la creación de un registro nacional de pacientes recuperados del coronavirus. El objetivo es obtener una base de datos actualizada y confidencial para ayudar a los pacientes en situaciones más graves.

SOS a través de las redes sociales

Hasta que el Senado apruebe el texto, la búsqueda de donaciones continúa en los bancos de sangre de todo el país. Pero las redes sociales están multiplicando las solicitudes de donaciones de plasma. Hay cientos de perfiles solicitando ayuda.

La dentista Rosa María Jordán recurrió a amigos, familiares y también a Internet, en la búsqueda de plasma hiperinmune compatible para sangre tipo O positivo.

«En nuestro caso, gracias a Dios, no había necesidad de pagar aparte. Escuché que algunas personas están cobrando por el plasma. Otros lo donan sin necesidad [de pago]. Sólo te piden que pagues para que el segundo análisis de sangre salga negativo», explica Rosa, cuya abuela fue ingresada después de estar contaminada con el coronavirus. La anciana de 87 años se recupera bien después de su transfusión de plasma.

Rosa recibió ayuda de un pariente que tiene una fábrica. El empresario pidió a uno de sus empleados, que se recuperó de Covid-19, ayuda para que la abuela de Rosa pudiera recibir la donación voluntaria.  

Con información de RFI

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -