Desplome en economía de Cúcuta (Colombia) tras caída de remesas para los venezolanos

La coordinadora Regional Oriente de Western Union, Katy Andrea Buitrago, explicó al medio colombiano que la situación de la pandemia afectó mucho la productividad, la cual cayó 85%.

215
- Publicidad -

En Norte de Santander, en la frontera entre Colombia y Venezuela, la recepción de giros internacionales cayó abruptamente. Las cifras indican que diariamente se estaban haciendo en las nueve oficinas de Western Union, en Cúcuta y Villa del Rosario, unas 2.800 transacciones; hoy estas apenas rondan las 300 y 400 diariamente.

La coordinadora Regional Oriente de Western Union, Katy Andrea Buitrago, explicó al medio colombiano que la situación de la pandemia afectó mucho la productividad, la cual cayó 85%. “Hoy cerramos una de las agencias en Cúcuta, la que se encontraba en la calle 12, porque no había el aforo necesario para mantenerla abierta. Ahora solo están funcionando ocho oficinas”, reseñó La Opinión.

Esta caída de los giros trae consigo una reacción en cadena en la dinámica económica de la ciudad e incluso del área metropolitana. Sobre todo tomando en cuenta que las estimaciones hechas por Buitrago dan cuenta de que “entre el 60 y 70% de estos dineros se quedan en la economía cucuteña”.

- Publicidad -

Lea: A una semana del aumento de la gasolina, expertos ven necesario corregir el alto diferencial de precios

Estos $700 millones diarios son al mes unos $21.000 millones, que anualmente se traducen en 252.000 millones de pesos. Si aplicamos ese 70%, son $176.400.000.000 que se estaban quedando y moviendo en la ciudad.

9 de cada 10 son venezolanos

El 90% de nuestros clientes son venezolanos. Esto afecta a cadenas de supermercados, droguerías, porque además de los alimentos también vienen a comprar medicamentos. Nosotros encuestamos a nuestros clientes para saber qué productos salen a comprar con esas remesas y aparte de alimentos no perecederos y medicamentos, también llevan productos para bebés como pañales y leche”, detalla.

Sostuvo que los planes de expansión de las grandes cadenas de supermercados nacionales tomaban en cuenta los puntos de oficina de estas agencias de giros para abrir nuevas tiendas.

La Cámara de Comercio de Cúcuta hizo un informe de monitoreo sobre el impacto económico de la COVID-19 en la región, y el 59% de los encuestados manifestó haber tenido que cerrar por completo sus establecimientos, mientras que el 54% respondió que tuvo que reducir el número de trabajadores en sus empresas.

Con información Globovisión

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -