Petroguía: FMI advierte que es inviable desmontar subsidio a la gasolina sin bajar la inflación

La administración Maduro copió un modelo extranjero para ajustar el precio de la gasolina pero esta medida no estuvo remitida solo a los combustibles sino que también incluyó la corrección en las tarifas de electricidad, que en el caso de Venezuela se mantienen subsidiadas.

5
- Publicidad -

El régimen de Nicolás Maduro comenzó a eliminar paulatinamente el subsidio a la gasolina desde este 1ro de junio.

La decisión de la administración chavista es adoptada de la Irán del año 2010.

El gobierno de Mahmud Ahmadineyad, recibió elogios del Fondo Monetario Internacional (FMI), en su momento, por conservar circunstancialmente el suministro de combustibles a bajo costo para transportistas.

- Publicidad -

Pero la medida requiere equilibrio fiscal, cambiario y monetario.

“La estabilidad macroeconómica es esencial para evitar una rápida erosión de los beneficios de la reforma y asegurar bajas tasas de inflación antes del inicio de la reforma, un objetivo político importante”, revelaron informes del FMI.

Le puede interesar: Copa Airlines se alista para reiniciar vuelos suspendidos por la pandemia

“La reforma fortalece las posiciones fiscales y externas al reducir los subsidios energéticos implícitos y las importaciones de gasolina”, explicaron.

Esta medida no estuvo remitida solo a los combustibles sino que también incluyó la corrección en las tarifas de electricidad, que en el caso de Venezuela se mantienen subsidiadas aunque en los últimos años se han venido registrando alzas, pero que continúan bajas en comparación a los estándares internacionales y aún no logran cubrir los costos operativos y de inversión de Corpolec.

La medida en Irán se adoptó en un contexto de altos precios del petróleo y perseguía adicionalmente objetivos de eficiencia energética al propiciar una reducción en la demanda, la cual era elevada debido a los bajos costos energéticos en ese país.

“El Gobierno consideró que el incremento de los precios tenía que ser significativo para ser capaz de reducir eficazmente la demanda de energía”, indican los reportes del Fondo Monetario.

“Alzas de entre 2’’% y 500% no tendrían mucho impacto en la demanda y podrían generar oposición a muchos ajustes”, añade.

Más información: ¿Cómo afectará el coronavirus al precio del petróleo?

En lo que respecta al establecimiento de múltiples tarifas para el caso de la gasolina, el FMI señaló sobre la experiencia iraní que en principio por razones políticas se optó por mostrar que “la reforma pareciera gradual” y por eso el precio de la gasolina subsidiada se mantuvo bajo un esquema de racionamiento que semeja a lo que se está haciendo en Venezuela.

“Las autoridades abordaron muchos problemas inmediatos con el pragmatismo. Por ejemplo, en los días posteriores al aumento de precios, los ingreso de los transportistas iraníes se redujo por el aumento en los costos del combustible y el gobierno de Ahmadineyad  respondió asignando una ración diesel a bajo precio y ese enfoque pragmático al enfrentar las dificultades causadas por la reforma aseguró la estabilidad social”, indica el FMI.

Aumento sin cubrir costos 

El economista José Manuel Puente, investigador del Centro de Políticas Públicas del IESA, señaló que los nuevos precios de la gasolina en Venezuela no cubren los costos de importación hechos por PDVSA y por consecuencia impiden que se pueda generar algún cobro impositivo tomando en cuenta que dentro de los ingresos fiscales que contempla el presupuesto público existe el impuesto a este combustible o y también se trata de un bien que de acuerdo a expertos debería pagar 16% del IVA, al menos en la tarifa de referencia internacional.

“El precio de 5.000 bolívares por litro no cubre ni los costos de producción ni de importación y no existe viabilidad de cobrar impuestos; y en el caso de la que se vende a 50 centavos de dólar, que es apenas es el límite inferior del precio de la gasolina en América Latina difícilmente cubra el costo de la importación”, dijo Puente.

“No sabemos cuál fue el acuerdo con Irán para la importación de estos cinco buques pero si vemos el precio de la gasolina internacionalmente y el monto de los fletes, es probable que el gobierno de Nicolás Maduro haya pagado más de 50 centavos de dólar por litro y eso quiere decir que no existe ganancia para PDVSA ni posibilidad de cobrar impuestos”, añadió.

Indicó que persiste la incertidumbre porque no existe un suministro estable de gasolina, se mantiene el caos por la falta de información y criticó que se haya establecido un esquema de diferencial de precios que genera incentivos para el contrabando y el comercio ilegal.  

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -