Por delivery en Caracas se venden desde comida hasta celulares

Esta alternativa ha permitido a muchas tiendas seguir operando y sumado a ello, brindarle a los usuarios la posibilidad de hacer las compras desde su hogar en medio de la cuarentena

209
- Publicidad -

Debido a la cuarentena por Coronavirus la mayoría de los comercios están cerrados y se las han ingeniado con servicios delivery o puerta a puerta, por el cual reciben pedidos inusuales o en cantidades exorbitantes.

El dueño del supermercado La Pasarela, Orlando Gomes indicó que el negocio no cuenta con el servicio de reparto a domicilio, sin embargo, recibe llamadas de clientes solicitando licores y cigarrillos.

“Me llaman para pedir licores, cigarrillos o cosas por el estilo y no les he despachado porque no tengo delivery. No está prohibido pero por precaución y evitar problemas con la GNB no lo hago”, señaló 
“Me han pedido agua ardiente blanco para los santos, ron, anís, miche, cerveza, todos los licores, hasta cigarrillos y chimó”, afirmó.

- Publicidad -

La supervisora de la Paletería Artesanal y Gourmet, Yomaira Cuello, comentó que la tienda de helados no contaba con el servicio de entrega puerta a puerta.

“Estamos trabajando con delivery por la contingencia de la cuarentena. A la gente le gusta su helado su paletica y les llevamos ese sabor para que se queden en su casa y compartan en familia”, aseguró. 
Indicó que implementaron el servicio delivery “desde un mes para acá, dos semanas después de iniciada la cuarentena. A veces piden cantidades exuberantes como 20 paletas de helado y a veces solo dos o tres de los 36 sabores que tenemos y cuestan entre Bs 150 mil a 280 mil”.

Añadió que el servicio de despacho les ha dado resultado positivo y que continuarán ofreciéndolo después de la cuarentena.

A pesar de que lo más solicitado por delivery son la comida, las medicinas, alcohol y antibacteriales, la gente no pierde oportunidad para satisfacer sus gustos. Es el caso de Fátima De Sousa que esta embarazada .“Pedí a la panadería Simphony una torta Tres Leches porque estoy embarazada y tenía antojos. Por el delivery me cobraron $2”.

La community manager de una cadena farmacias, Laura Cortez, aseguró que aunque la empresa ya contaba con servicio de reparto, los consumidores están pidiendo cosas poco o nada habituales.

“Están solicitando máquinas para cortar el cabello, ligas para hacer ejercicio Glutamine, BCAA complemento, proteínas, tintes para el cabello, cremas, jabón, toallas sanitarias y champú” precisó.

Expresó que los pedidos han aumentado “más que en tiempos normales cuando no había cuarentena”. 
Por la medida de aislamiento social muchos negocios que debieron bajar sus santamarías momentáneamente, vieron una oportunidad en el servicio delivery de mantenerse activos y pagar salarios, fundamentalmente en el rubro comida pero también en el de tecnología.

Ana María Jiménez es profesora universitaria y para dar clases on line con apoyo en redes sociales, necesita un celular en óptimas condiciones y el suyo estaba dañado, por lo que exploró algunas tiendas por la red social Instagram, se decidió por una en el centro comercial City Market y se lo enviaron con delivery.

“Busqué tiendas por Instagram, conseguí una con la que solvente el problema de mi teléfono que solo funcionaba enchufado. Son súper amables, me atendieron muy bien, todo por el privado porque ellos no dan teléfonos. Hay que verificar los comentarios sobre la tienda, que generen confianza”, apuntó.

Comentó que el proceso de selección, solicitud y pago le tomó desde las 4pm hasta las 10 pm. “Lo compré por Pay Pal, ese proceso es largo y al día siguiente me lo trajeron a casa. Admiten efectivo y otras formas de pago”.

Indicó que una vecina le cortó el chip, lo instaló y su hija se encargó de las redes sociales. “Usualmente habría ido a la tienda, pero dadas las circunstancias de cuarentena”.

Por su parte, Daniela González afirmó que a través de servicio delivery “compré un secador y una plancha para el cabello, maquillaje, y aceite de coco para el cabello. El secador lo quería y me llamó la atención, y así he comprado cosas en Farmatodo, por delivery, además de comida, dulces, postres, power bank, entre otras cosas que están disponibles en cuentas en Instagram”.

Añadió que el venezolano por lo general es reactivo y solucionador y al ver que debían quedarse en sus casas y no podía salir a comprar y las tiendas tenían que generar ingresos, era obvio que habilitarían un servicio puerta a puerta.

Expresó que todas las tiendas están haciendo delivery y por lo general su costo es en dólares. “Es caro porque tienen que comprar la gasolina a precio de dólar o bachaqueada y ese costo lo incluyen en el servicio por eso es caro y en dólares”.

Precisó que “si el delivery me está cobrando $5, o Bs 200 mil como el de Farmatodo, para que me resulte rentable el servicio y se justifique pediré varias unidades de productos. El delivery más barato que me han cobrado fue de $1 y el más caro en $7”.

“Por delivery he comprado licores, tratamientos para el cutis, para el cabello, cigarrillos, helados artesanales, desinfectantes, alcohol”, enfatizó.

De los testimonios se desprende que la tendencia es que los delivery de reciente data se mantendrán después del aislamiento, gracias al avance de la tecnología, smartphones, aplicaciones y redes sociales.

Con información de 2001.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -