Un Trump ansioso asegura que está listo para tomar la decisión de una reapertura económica en EE.UU.

Pareciera que Trump está listo para tomar esa decisión o al menos ansioso de hacerlo tras asegurar el lunes que tiene la total autoridad de aliviar las normas del distanciamiento social, que no depende de los gobernadores, reseñó The Associated Press.

256
- Publicidad -

Cuando la pandemia del COVID-19 ataca con más fuerzas en los Estados Unidos, el presidente de ese país Donald Trump, parece que está estudiando la posibilidad de una reapertura económica más pronto que tarde, que permitiría que cientos de estadounidenses salgan a las calles para retornar a sus empleos.

Pareciera que Trump está listo para tomar esa decisión o al menos ansioso de hacerlo tras asegurar el lunes que tiene la total autoridad de aliviar las normas del distanciamiento social, que no depende de los gobernadores, reseñó The Associated Press.

Mucho antes de que el virus se manifestara con tanta vehemencia sobre los Estados Unidos, el mandatario norteamericano ya había lanzado una advertencia en  Twitter donde decía que los esfuerzos del país para detener la propagación del coronavirus no pueden ser «peores que el problema en sí».

- Publicidad -

 

Lea también: Artículos que elevaron sus ventas en la cuarentena

Las restricciones inusuales y dramáticas establecidas por los gobiernos federales, estatales y locales que dependen de las proyecciones de los epidemiólogos han causado que la economía se  detenga y han llevado a muchos estadounidenses a afirmar que sus libertades civiles son otros síntomas de la enfermedad.

A las personas se les ha prohibido ir a la iglesia, visitar a familiares y celebrar bodas y funerales. Pero la principal preocupación de Trump parece ser la economía, que ha eliminado más de 16 millones de empleos en solo tres semanas.

«Si fuera por los médicos, podrían decir: ‘Mantengamos el cierre, cerremos el mundo entero», dijo Trump a los periodistas el mes pasado. «No se puede hacer eso con un país, especialmente la economía número 1 en cualquier parte del mundo. Causa problemas más grandes que el original «.

Trump dijo que tiene un nuevo grupo de trabajo que se centrará únicamente en esa tarea. Dijo que ha estado manteniendo conversaciones con asistentes de alto nivel sobre cómo deshacer las recomendaciones federales de distanciamiento social que expirarán a fin de mes. Hizo hincapié en que quiere que los estadounidenses estén «muy, muy seguros».

Pero existen grandes riesgos al reiniciar la nación, principalmente porque el virus mortal podría recuperar el impulso. Trump ha dicho que la llamada que lo confronta es «la decisión más grande» de su vida.

Los funcionarios de salud aún están aprendiendo acerca de la transmisión del coronavirus y, desde sus primeros días en los EE. UU., han enfatizado que la forma más efectiva de protegerse del virus es practicar el distanciamiento social y la higiene adecuada, como el lavado frecuente de manos.

Hasta que haya inmunidad colectiva, una cura o una vacuna, la amenaza para el público probablemente seguirá latente.

“No va a ser un interruptor de luz lo que decimos, ‘OK, ahora es junio, julio o lo que sea, haga clic, el interruptor de luz se vuelve a encender. Dependerá de dónde se encuentre en el país, la naturaleza del brote que ya experimentó y la amenaza de un brote que tal vez no haya experimentado «, dijo el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, a CNN el domingo.

Trump ha dicho que la salud de los estadounidenses siempre está en el centro de sus decisiones políticas. Hasta la madrugada del martes, Johns Hopkins informó que hubo 582,607 casos oficiales en los EE. UU. Y 23,000 muertes.

George Lowenstein, profesor de economía y psicología en la Universidad Carnegie Mellon, dijo a MarketWatch que podría ser una «falsa dicotomía» elegir entre la vida humana y la economía.

Dijo que no está claro cuál sería el impacto a largo plazo que tendría una depresión severa en la vida humana.

«Disminuirá drásticamente la calidad de vida humana, y ciertamente matará a las personas también», dijo. Continuó: «Ya hemos tenido niveles sin precedentes de muertes por desesperación y, si perdemos una generación como resultado de la pandemia de coronavirus, eso tendrá consecuencias de mortalidad».

Trump firmó un  estímulo de $ 2 billones el mes pasado para ayudar a apuntalar a las pequeñas empresas y familias en todo Estados Unidos. Se informó el lunes que los cheques  de $ 1,200 para estadounidenses que califiquen se enviarán esta semana. Casi 17 millones de estadounidenses han solicitado beneficios de desempleo desde mediados de marzo y el Wall Street Journal informó que se espera que las cifras sigan empeorando.

«Claramente, todavía estamos procesando a personas que están teniendo dificultades para procesar las reclamaciones a nivel estatal, además de la gran cantidad de despidos que las empresas estadounidenses están haciendo ahora», dijo Joseph Brusuelas, economista jefe de RSM US LLP, al Journal.

Dijo que no le sorprendería ver una tasa de desempleo de hasta el 20 por ciento, que rivaliza con los números de la Gran Depresión. Seis gobernadores de estados del noreste han formado una fuerza de tarea conjunta de reapertura después de las señales de que la curva se está aplanando. El gobernador Andrew Cuomo, el demócrata de Nueva York que forma parte del grupo de trabajo, dijo que la economía tendrá que reabrirse lentamente.

Con información de Foxnews

Tomada de MiamiDiario

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado
- Publicidad -