Crucero señaló que patrullero venezolano fue quien lo golpeó

Por su parte Maduro ha acusado de agredir a un buque de la Guardia Costera de Venezuela en aguas venezolanas y después huir a Curazao

481
- Publicidad -

El crucero ‘RCGS Resolute’, al que el Gobierno de Nicolás Maduro ha acusado de agredir a un buque de la Guardia Costera de Venezuela en aguas venezolanas y después huir a Curazao, ha asegurado que en realidad fue el patrullero el que atacó a la embarcación turística en aguas internacionales.

«En las primeras horas de la mañana del 30 de marzo, el crucero ‘ RCGS Resolute’ fue objeto de un acto de agresión por parte de la Armada venezolana en aguas internacionales, a unas 13,3 millas náuticas de isla Tortuga, con 32 tripulantes y ningún pasajero a bordo», ha informado Columbia Cruise Services en un comunicado.

El ‘RCGS Resolute’ llevaba un día frente a las costas de Tortuga «para llevar a cabo tareas de mantenimiento rutinarias» de camino a si destino, el puerto de Willemstad, en Curazao, un territorio de Países Bajos. La empresa ha asegurado que en todo momento se mantuvo la «distancia de seguridad» con la isla venezolana.

- Publicidad -

«Poco después de la medianoche, un buque de la Armada venezolana se aproximó al crucero preguntando por radio sobre las intenciones del ‘RCGS Resolute’ y dando órdenes de seguirle a Puerto Moreno, en isla Margarita», ha contado.

«Dando que el ‘RCGS Resolute’ estaba navegando en aguas internacionales en ese momento, el capitán quiso confirmar esta petición concreta, puesto que implicaba una grave desviación de la ruta prevista», ha indicado.

Sin embargo, en ese momento el buque venezolano realizó varios disparos y se aproximó a estribor a gran velocidad «chocando intencionadamente con el ‘RCGS Resolute'». «Siguió embistiendo a estribor en un aparente intento de girar el barco hacia aguas territoriales venezolanas», ha señalado.

Según Columbia Cruise Services, el crucero sufrió «daños menores», pero el buque venezolano tuvo «graves daños» y empezó a inundarse. «Preparado para ayudar en cualquier momento, el ‘RCGS Resolute’ estuvo una hora en los alrededores» y finalmente dio aviso al centro de emergencias marítimas de Curazao, dado que «todos los intentos para contactar con la tripulación a bordo del barco de la Armada quedaron sin respuesta».

Así, ha asegurado que solo después de recibir la orden de las autoridades marítimas de reanudar el viaje hacia Willemstad el ‘RCGS Resolute’ puso rumbo a Curazao.

No obstante, la empresa ha anunciado que llevará a cabo una «profunda investigación» sobre las circunstancias en las que se produjeron los hechos.

LA VERSIÓN VENEZOLANA

En cambio, el Gobierno de Maduro sostiene que su barco militar, el ‘Naiguatá’ localizó al ‘RCGS Resolute’ en aguas de isla Tortuga, le pidió que le acompañara a puerto y el crucero le embistió provocando «la zozobra y el hundimiento» del buque de la Armada.

«Por supuesto, gracias al profesionalismo de los oficiales y de toda la tripulación, (…) salvaron casi todo el material de guerra abordo del buque», dijo el ministro de Defensa, Padrino López.

El ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, ha exigido a Países Bajos que abra una investigación sobre la «grave agresión» que habría sufrido el ‘Naiguatá’, dado que actualmente el crucero está en Curazao.

Maduro ha denunciado en las últimas horas que las autoridades de la isla del Caribe no han podido acceder al ‘RCGS Resolute’ y lo ha atribuido a que «alguien llamó del norte», en una alusión a Estados Unidos.

De acuerdo con Maduro, hay 160 personas a bordo del crucero, que estaría siendo utilizado para «traer mercenarios que con lanchas rápidas civiles llegaran a alguna de las costas venezolanas para realizar ataques sorpresas contra objetivos militares o políticos».

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -