La labor del gobierno en la lucha contra la corrupción es cada vez más deficiente

El 87% de los venezolanos considera que el fenómeno continúa en alza, mientras que 93% lo cataloga como un problema grave

572
- Publicidad -

El alto índice de percepción de la corrupción existente en Venezuela ha permanecido invariable los últimos 12 meses, según el Barómetro Global de Corrupción (GBC) en América Latina y el Caribe 2019, publicado este 23 de septiembre por Transparencia Internacional en Berlín. El estudió arrojó que 87% de los venezolanos considera que el fenómeno continúa en alza, mientras que 93% lo cataloga como un problema grave.

La encuesta muestra la falta de integridad política en el país, al registrar que los ciudadanos consideran que la mayoría o todas las personas en las instituciones del gobierno son corruptas. El espectro comprende desde la Presidencia de la República, en primer lugar -con una tasa que pasó de 63% en 2017 a 87% en 2019-, los empleados públicos, la cuestionada Constituyente, los policías, jueces y magistrados. La percepción de corrupción en la presidencia desplazó a los efectivos de seguridad de la primera posición.

En este sentido, los venezolanos (91%) estiman que la labor del gobierno en la lucha contra la corrupción es cada vez más deficiente, con una mala actuación frente a los ilícitos.

- Publicidad -

Por el contrario, los líderes religiosos, los periodistas, las ONG y los miembros de la Asamblea Nacional gozan de muy buena imagen ante la opinión pública, ya que solo una minoría cree que sus representantes sean corruptos.

Sobornos e identidad

Si bien la institución policial dejó de ser percibida como la más corrupta en 2019, en el lapso del estudio se elevó el porcentaje de personas que aseguran fueron víctimas de sobornos al acudir a esta instancia, de 41% en 2017 a 62% en 2019.

En esta área de la encuesta, los procesos para obtener los documentos de identidad se situaron como el segundo servicio público por el que más personas se han visto afectadas (50%). De hecho, desplazaron de esta posición a los registrados en 2017 en el sistema judicial (36%).

La crisis económica, política y humanitaria ha forzado a al menos cuatro millones de venezolanos a dejar el país, en un éxodo regional sin precedentes. Los documentos de identidad son una prioridad para los connacionales, muchos de ellos con expectativas de migrar.

Pese a la situación, los ciudadanos son cada vez más conscientes de su papel en la lucha contra la corrupción, elevando su creencia, mayoritariamente, de que sí pueden hacer la diferencia.

Con información de transparencia.org.ve

- Publicidad -