Guaidó insta a respetar la propiedad y asegura que pronto ocupará su oficina en Miraflores

Los trabajos realizados en conjunto entre la sociedad civil y la Fuerza Armada permitirán llegar al objetivo de restaurar la democracia, sostuvo.

1431
- Publicidad -

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, se pronunció este martes durante su participación en la protesta convocada para exigir la restitución del servicio de agua y luz.

«El cese a la usurpación está muy cerca. Pronto necesitaremos una nueva oficina para trabajar, próximamente iré a buscar a mi oficina a Miraflores», dijo Guaidó durante su participación en la concentración en Santa Mónica.

Apuntó que los trabajos que han realizado en conjunto con la sociedad civil y la Fuerza Armada permitirán llegar al objetivo de restaurar la democracia en el país.

- Publicidad -

El mandatario interino instó a los ciudadanos a mantener la calma y respetar la propiedad pública luego de los saqueos registrados en el país. «Entendemos el desespero, pero instamos a que se mantenga el orden, esto es lo que el régimen quiere», aseveró.

Dijo que «no va a ser la frustración la que guíe nuestros pasos, lo he dicho una y otra vez, las opciones están sobre la mesa».

Imploró al oficialismo a que ingrese la ayuda humanitaria que aún se posiciona en Cúcuta y que podría ayudar a los venezolanos que han sido afectados por el corte del servicio eléctrico.

«La ayuda humanitaria sigue en Cúcuta, es el régimen el que lo prohíbe. Les pedimos de corazón que permitan ayudar a los cientes de venezolanos sin alimentos ni medicamentos», aseveró.

Vea también: Hidrocapital informa que se restablece servicio de agua en los Valles del Tuy, en el estado Miranda

Posterioirmente, habló sobre las señalizaciones en su contra por parte de Tarek Wiliam Saab por las fallas eléctricas que se han presentado en la nación desde el jueves 7 de marzo. «La oscuridad esparcida por la dictadura no se va a apoderar de nuestro espíritu de lucha», apuntó.

El presidente interino recorrió calles de Caracas donde los venezolanos se manifiestan en contra del régimen de Nicolás Maduro y la precariedad de los servicios públicos, en el quinto día de un apagón que dejó a oscuras a casi todo el país y asecha  a la población con la falta de agua y comida.

La emergencia, el peor corte de electricidad que afecta al país mantiene intermitente el servicio en varios sectores, aunque hay zonas del interior sin luz corrido desde el pasado jueves.

Se espera que Guaidó continúe su recorrido por distintos sectores de Caracas para hablar cara a cara con los manifestantes.

Calificando la situación de «calamidad pública», Guaidó decretó el lunes, con el aval del Congreso de mayoría opositora, estado de «alarma nacional» por 30 días, para pedir ayuda internacional en la superación de la crisis.

España, que apoya a Guaidó, ofreció este martes ayuda a Venezuela para solventar el gigantesco apagón, estimando que se debe a un sistema eléctrico «muy deteriorado».

En el decreto, el opositor pidió a los militares «abstenerse de impedir» las protestas y exigió «la inmediata suspensión» del despacho de petróleo a Cuba para evitar una escasez de gasolina en el país, donde ya hay largas filas en las estaciones de servicio ante el temor de que se agote.

Conéctate con nosotros y suscribete a nuestro espacio en Telegram https://t.me/Descifrado

- Publicidad -